5 noviembre, 2014

Sindicalistas del ICE acusan al presidente ejecutivo de la entidad, Carlos Obregón, de concentrar poder en puestos políticos.

El origen de su reclamo es un acuerdo del Consejo Directivo del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), del 20 de octubre, que traslada funciones de la Gerencia General a empleados adscritos a la Presidencia Ejecutiva.

La medida provocó una protesta el lunes, frente a las instalaciones de la Sala Constitucional, ante la cual se presentó una acción contra la resolución del Consejo.

Los trabajadores, miembros de la Asociación Nacional de Trabajadores y Técnicos de la Energía y las Comunicaciones (Anttec), llegaron acuerpados por Jorge Arguedas, diputado de Frente Amplio y expresidente de esa organización.

“Desde el 20 de octubre, la Gerencia (a cargo de Martín Vindas) quedó en un cascarón y se transformó en una cuestión corporativa. Todas sus funciones se trasladaron a dos nuevas divisiones adscritas a Presidencia”, dijo Arguedas.

Carlos Obregón ha dicho que no hará despidos. | CARLOS BORBÓN/ARCHIVO
Carlos Obregón ha dicho que no hará despidos. | CARLOS BORBÓN/ARCHIVO

Según el legislador, las decisiones administrativas, jurídicas, técnicas y financieras –que corresponden por ley a la Gerencia– quedaron en manos de tres empleados.

Se trata del propio jerarca, Carlos Obregón, la directora jurídica, Julieta Bejarano, y Rándall Retana, asesor de la Presidencia.

Frente a los reclamos, el ICE envió un comunicado en el que adelanta que no se referirá al asunto.

Desde que asumió el cargo, Obregón ha hablado de su gran interés en reestructurar la organización del ICE.

Etiquetado como: