Por: Patricia Recio, Eillyn Jiménez B. 11 febrero, 2016

El Gobierno de la República se comprometió la tarde de este jueves con representantes de los distintos gremios de taxistas y otros transportistas públicos, a seguir buscando herramientas administrativas que les permitan enfrentar el servicio que ofrece Uber en el país.

Tras una reunión de más de tres horas, en la que los transportistas expusieron su preocupación por los daños que, según ellos les ha provocado la empresa Uber, el Gobierno aseguró que se les explicó que aunque la prestación del servicio es ilegal, no tienen herramientas que les permitan bloquear la aplicación.

"No tenemos herramientas administrativas que permitan bloquear aplicaciones de Internet, esto en Costa Rica podría lograrse mediante una orden judicial y por lo tanto, no es una cosa que tengamos a mano, estamos buscando herramientas para enfrentar la situación de ilegalidad", manifestó Sergio Alfaro, ministro de la Presidencia.

Gilberth Ureña, vocero del Foro Nacional de Taxis, mencionó que aunque el discurso del gobierno es el mismo, notaron una intención de buscar mecanismos para proceder contra Uber.

Antigüedad. El jerarca agregó que los taxistas externaron como otra de sus preocupaciones, el tema de la antigüedad de los vehículos, hecho que les impide prestar el servicio con unidades cuyos modelos sean de más viejos de 15 años.

"Estamos estudiando si podemos hacer alternativas a lo que hay, pero es un tema que tenemos que analizar", dijo.

La reunión entre el gremio de los taxistas y el Gobierno se extendió por más de tres horas.
La reunión entre el gremio de los taxistas y el Gobierno se extendió por más de tres horas.

Ureña, por su parte, comentó que darán un plazo prudencial hasta el próximo miércoles 17 de febrero, para que las autoridades se pronuncien con respecto a ese tema.

"Demandamos entre cinco o siete meses más para que se deje trabajar a las personas con carros del año 2000, son más de 800 familias que dependen de eso. Esperaremos una respuesta positiva, ellos pueden reformar el decreto", expresó Ureña.

Alfaro afirmó que esta reunión no era para firmar acuerdos y que se comprometieron a seguir abiertos al diálogo, añadió que no hubo amenazas de nuevos bloqueos.

Etiquetado como: