Voceros de gasera no descartan problemas de suministro; contraparte lo rechaza

Por: Juan Fernando Lara 24 febrero, 2016
Evangelina López (al frente con lentes oscuros) a su llegada esta mañana a la Corte Suprema de Justicia a presentar una acción de inconstitucionalidad contra el artículo 315 del Código Procesal Civil en un intento por dejar sin efecto el fallo de la Sala I contrario a los intereses de López en Costa Rica.
Evangelina López (al frente con lentes oscuros) a su llegada esta mañana a la Corte Suprema de Justicia a presentar una acción de inconstitucionalidad contra el artículo 315 del Código Procesal Civil en un intento por dejar sin efecto el fallo de la Sala I contrario a los intereses de López en Costa Rica.

San José

El Ministerio de Ambiente y Energía (Minae) descartó problemas en el suministro de gas licuado de petróleo ante el resurgimiento del conflicto legal que desde el año anterior envuelve a Gas Zeta, derivado del proceso de divorcio de sus propietarios.

Irene Cañas, viceministra de esa cartera, informó de que tomaron una serie de medidas desde el año pasado, cuando se produjo la primera crisis.

En caso de algún problema, dijo, se activaría un protocolo de emergencia el cual incluye la ampliación de horarios de abastecimiento a otras tres empresas distribuidoras y la autorización del llenado universal de cilindros. Esto permite que cualquier empresa pueda llenar los envases de otras compañías sin importar la marca comercial.

Además, explicó Cañas, el fortalecimiento de otras empresas con la compra de más camiones cisterna y la ampliación de la capacidad de almacenamiento alejan un escenario de falta de gas en los hogares y empresas.

"Ya tenemos todo el sistema listo en caso de que se repita lo del año pasado. Hoy no está ocurriendo, pero si fuera así, sencillamente aplicamos las medidas de llenado universal y horario ampliado de Recope (Refinadora Costarricense de Petróleo) porque, además, las empresas rivales de Gas Zeta nos han asegurado toda su anuencia a colaborar ante un escenario de desabastecimiento", agregó Cañas.

Voceros de la gasera informaron este miércoles que el desabastecimiento era una consecuencia posible de un reciente fallo de la Sala I, cuyas implicaciones podrían derivar en un cambio de administración.

"Hospitales, cárceles, escuelas, comercios y población en general podrían sufrir desabasto por la falta de distribución de gas licuado de petróleo, debido a las acciones que derivan la resolución mencionada", manifestaron en un comunicado.

Por su parte, César Gómez, representante legal de las empresas suizas Cerving Investment y Rhone Investment, dueñas del capital accionario del conglomerado de 12 empresas de Gas Zeta en Costa Rica, señaló que la posición de los socios suizos es de absoluto respeto de la sentencia "en el tanto se vuelve a reconocer la capacidad de accionistas de los socios sobre la compañía".

"Quien amenaza con un desabasto es la otra parte, nosotros no. Es importante que los tribunales de justicia y el público en general entiendan que estos señores no quieren respetar una resolución que les es negativa a sus intereses (...) Las compañías no se toman como rehenes y, quien lo intente, comete una falta de respeto absoluta a la institucionalidad costarricense", recalcó.

De acuerdo con datos del Minae, tras el conflicto de 2015, Gas Zeta pasó de tener 70% de participación en este mercado a un 50%. Actualmente, su operación más fuerte es el llenado de cilindros pequeños pues en venta a granel "algunos clientes han migrado a otras empresas".

En Costa Rica, alrededor de 651.000 hogares utilizan gas para cocinar. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO) 2014, realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), del total de hogares en condición de pobreza (22,4% de la población total) hay 140.178 (44% del total de hogares en pobreza) utilizan el gas para cocinar, siendo la principal fuente de energía utilizada por estos hogares (41,8% utiliza electricidad y 13,5% utilizan leña o carbón).