Por: Mercedes Agüero 26 enero, 2013

El gasto del país en compras de combustibles descendió levemente el año anterior, respecto al 2011.

Las importaciones de hidrocarburos para atender la demanda nacional llegaron a $2.176 millones el año recién concluido.

Esto supone una caída del 3,11% respecto al 2011, cuando la factura petrolera totalizó $2.246 millones.

Los datos los divulgó ayer la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope), sin precisar la cantidad de producto consumido en el país.

Según información del Departamento de Operaciones Comerciales y de Comunicación de Recope, dada la semana anterior, este 2012 empezó con precios altos durante el primer cuatrimestre, movidos principalmente, por el conflicto Estados Unidos-Irán (programa de enriquecimiento de uranio).

En  mayo y junio del 2012, las constantes noticias desalentadoras sobre la economía mundial, impulsaron los precios a la baja.

La combinación de todos estos factores hicieron que el precio del crudo de referencia (conocido como WTI) pasara de un máximo de $109,91 por barril el 3 de marzo a un mínimo de $78,11 el 28 de junio. Cayó $31,80 el barril en cuatro meses.

Para el segundo semestre el crudo se mantuvo relativamente estable, con precios del WTI por debajo de los $90 por barril desde octubre.

Las gasolinas, el producto que compra el país, registraron un máximo de $144,42 el abril, pero luego descendió para cerrar en un promedio de $107.

Mientras para el diésel de ultrabajo contenido de azufre, el precio máximo se presentó en marzo ($140 por barril) y el valor mínimo en junio ($109), cerrando en los últimos 15 días del año con un precio promedio por arriba de los $124 el barril.

En la región. En Centroamérica, las compras de carburantes llegaron a $10.000 millones el año anterior, para un crecimiento del 16% ($1.400 millones) respecto al 2011, indican cifras preliminares suministradas por Recope con base en reportes de entidades en cada nación.

La mayor factura corresponde a Guatemala con $2.700 millones, seguida de Honduras con $2.300 millones. Costa Rica ocupa el tercer puesto con $2.176 millones. El Salvador gastó $1.740 millones de su presupuesto, y Nicaragua se ubica en el último puesto con $1.080 millones, aunque con corte al mes de octubre pasado.