29 julio, 2014

Dentro de poco, usted gastará ¢6 menos por litro de gasolina súper y regular, y el litro de diésel le costará ¢9 menos de lo que paga hoy.

El litro de súper pasará de ¢816 a ¢810 mientras que el de regular, de ¢788 a ¢782. El litro de diésel bajará de los actuales ¢676 a ¢667.

La Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) aprobó ayer estas rebajas a raíz de la disminución en el tipo de cambio.

En la aplicación de este ajuste extraordinario también se tomaron en cuenta los precios internacionales entre el 26 de junio y 10 de julio de este año.

Los nuevos montos entrarán a regir una vez que sean publicados en el diario oficial La Gaceta.

Excluidos. Carolina Mora, vocera de la entidad reguladora, indicó que los productos que no percibirán rebajas son la emulsión asfáltica y el asfalto, “cuyos precios internacionales superan el efecto de la baja en el tipo de cambio”, resaltó en un comunicado.

Tampoco sufrirá variación el gas licuado de petróleo (GLP) para carburación, que se vende en estaciones de servicio, que mantiene su valor en ¢334 por litro. Sin embargo, el que se distribuye al detalle sí bajará de precio, entre ¢4 hasta ¢48 según el tipo de cilindro.

La resolución de la Aresep llega unos 20 días después de que aprobó el alza de ¢29 por litro de gasolina súper. Con ello se superó, por primera vez, la barrera de los ¢800.

La rebaja aprobada por la Reguladora coincide con una propuesta planteada por la presidenta de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope), Sara Salazar, el pasado 11 de julio, en la cual la jerarca aludió a las mismas razones ahora exteriorizadas por la Aresep.