Por: Patricia Recio 9 mayo, 2015

Junio llegaría con nuevos aumentos en los combustibles, de aprobarse la petición planteada ayer por la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope).

Por el litro de gasolina súper, los consumidores pagarían ¢43 más; por la gasolina plus, ¢34, mientras que los dueños de vehículos que utilicen diésel desembolsarán ¢35 adicionales.

De aprobarse el ajuste, el precio de la gasolina súper quedaría en ¢642; la regular o plus, en ¢610 y el diésel, en ¢513.

Según Recope, el incremento del precio internacional del crudo origina este aumento.

Ayer, en Nueva York, el petróleo intermedio de Texas (WTI, de referencia) para entrega en junio subió un 0,76 % y cerró a $59,39 el barril, con una ligera pérdida semanal y por debajo de los $60 que había reconquistado el pasado martes.

Ello, según Recope, es producto de la reducción en inventarios en los Estados Unidos.

Esta sería la cuarta alza consecutiva de los combustibles, luego de ocho ajustes a la baja entre el 2014 y el 2015.

Etiquetado como: