26 agosto, 2014

En unos pocos días, los conductores podrán notar una rebaja de ¢36 por litro de gasolina súper y de ¢30 menos en el caso de la regular.

Esto significa que el litro de súper pasará de ¢810 a ¢774, y el de regular disminuirá de ¢782 a ¢752.

El cambio no será tan fuerte para quienes utilizan diésel, pues el litro de ese combustible será solo ¢1 más barato: pasará de ¢667 a ¢666.

Estos ajustes fueron aprobados ayer por la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), de acuerdo con la aplicación de la metodología extraordinaria, y entrarán a regir una vez publicados en el diario oficial La Gaceta.

Carolina Mora, vocera de la Aresep, explicó que esta medida obedece, principalmente, a que Estados Unidos registró este mes una mayor reserva de combustibles.

Los nuevos valores coinciden con los solicitados por la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) a inicios de mes.

“En este caso coincidimos, pero no siempre es así. Aunque tenemos la misma base de datos de Recope, tenemos que hacer recálculos y verificación interna”, dijo Mora.