28 agosto, 2014

Las gaseras están obligadas a identificar con su logotipo cada uno de los cilindros que comercializan, así como indicar detalles como lugar y fecha exacta de fabricación.

Así lo establece una directriz de la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), que rige desde su publicación, hace dos días en el diario oficial La Gaceta.

Además de adoptar las nuevas reglas, las compañías deberán retirar de circulación los cilindros que no tengan los datos exigidos.

Las firmas autorizadas para comercializar gas licuado de petróleo (GLP) son: Super Gas GLP, Petrogas, Gas Nacional Zeta y Gas Tomza de Costa Rica.

Lo nuevo. La normativa establece que los cilindros deben ser de acero o aluminio. Es obligatorio que lleven información del tipo de envase, número de serie, capacidad y el peso que tiene vacío (tara).

Un cilindro seguro
Un cilindro seguro

También, las siglas de la empresa manufacturera y de la firma envasadora; la fecha, el país y la norma bajo la cual fue fabricado.

La vocera de Aresep, Carolina Mora, señaló que la falta de estos datos representa un riesgo mortal para los usuarios.

Mientras unas 615.000 viviendas en el país (44%) usan GLP, según datos de la Universidad de Costa Rica del 2013, el Programa de Evaluación de la Calidad de GLP, de la Aresep, resaltó en mayo pasado que un 60% de los cilindros a la venta incumplen los requerimientos.

Jorge Rodríguez, gerente de Tomza, dijo que a inicios de año destruyeron más de 3.000 cilindros defectuosos y ya importaron 130.000 envases acordes con las normas centroamericanas vigentes.

El vocero de Gas Zeta, Felipe Mejía, informó de que continuamente retiran cilindros que incumplen los requisitos y los que hoy comercializan llevan etiquetas con la información detallada. COLABORÓ LA PERIODISTA Patricia Recio.