Gasera da tiempo hasta el jueves para que empleados regresen a laborar

Por: Irela Fornaguera 12 mayo, 2015
Empleados de Gas Zeta protestaron contra despidos ayer, frente a la Corte Suprema de Justicia. | ALBERT MARÍN
Empleados de Gas Zeta protestaron contra despidos ayer, frente a la Corte Suprema de Justicia. | ALBERT MARÍN

A petición del Gobierno, la empresa Gas Zeta decidió congelar el despido de 275 empleados, pese a haberlo anunciado formalmente –como una decisión irrevocable– ayer por la mañana.

Debido a un conflicto legal entre los propietarios, estos trabajadores suman hoy 19 días de ausencia en sus puestos dentro de los principales planteles de la compañía, en La Lima de Cartago y El Coyol de Alajuela.

A raíz de esa advertencia, unos 50 trabajadores de Gas Zeta protestaron ayer por la mañana frente a la Corte Suprema de Justicia, en San José, exigiendo la garantía de sus derechos.

Unas horas después, como producto de una reunión con los jerarcas del Ministerio de Trabajo, Artavia decidió que les daría tiempo hasta el jueves para que vuelvan a sus puestos.

“Habrá tiempo porque existe la esperanza de que de aquí al jueves haya una resolución definitiva de la Sala Primera. Estamos haciendo un llamado a que la gente se reincopore. Hay trabajadores que están yendo a otros planteles; la mayoría no está yendo a sus puestos originales”, declaró el viceministro de Trabajo, Harold Villegas.

Artavia dejó claro que esta nueva decisión no suspende el proceso de nuevas contrataciones que se inicia a partir de hoy, tanto para cubrir los 275 puestos en suspenso, como para llenar otros 150 que se requieren en la empresa con tal de ampliar operaciones y rutas.

Crisis en Gas Zeta golpeó a Recope

Entre el 19 de marzo y el 5 de mayo, Recope identificó dos caídas importantes en las compras diarias por parte de Gas Zeta, lo que afectó la programación de importaciones y obligó a la Refinadora a modificar el atraque de barcos.

La primera baja ocurrió entre el 19 y 26 de marzo, cuando se vendieron unos 327.600 litros diarios. Eso representó una caída del 40% respecto a las compras de enero y febrero. Después, las ventas se normalizaron e incluso, en ciertos días, superaron el promedio: entre el 1.° y el 23 de abril, el promedio diario de ventas fue de 644.230 litros (18% más que en enero y febrero).

Entre el 24 de abril –día en que se realizó el desalojo en las principales plantas de Zeta– y el 30 de abril, ocurrió otra gran caída: la venta pasó a 322.640 litros diarios (un 40% menos que en enero y febrero). Entre el 1.° y el 5 de mayo, la venta diaria mejoró; fue de 387.300 litros.

infografia