Por: Mercedes Agüero 21 junio, 2013

La contralora Marta Acosta catalogó como complejo el negocio de la refinería con China

Marta Acosta

Contralora general de la República

¿Por qué la Contraloría se pronuncia hasta hoy sobre el estudio de factibilidad de la refinería si ha sido cuestionado por diversos sectores desde hace casi dos años?

Tenemos varios meses trabajando en el tema. Este es el negocio más complejo de los últimos tiempos y nos tomó un rato hacerlo. Lo estamos haciendo con la rigurosidad técnica que nos caracteriza. Es todavía oportuna nuestra salida.

Piden anular el estudio de factibilidad. ¿Qué sigue?

Les estamos ordenando abstenerse de utilizar este estudio, ahora y en el futuro, o los otros estudios que se basen en este. Esto afecta negativamente el tema. Ese no fue un estudio completo e integral que permitiera tomar decisiones apropiadas.

¿Qué encontraron?

El asunto de la imparcialidad. La empresa contratada para el estudio de factibilidad (HQCEC) era parte del grupo CNPC y no iban a tener la imparcialidad requerida. Además, la rentabilidad del 16% tomaba en cuenta todos los ingresos de la refinería; la venta total de su producción, pero no así todos los egresos. Está dejando por fuera las inversiones que Recope estaría aportando, como costo de terrenos, tanques, ampliación del muelle petrolero y daño ambiental, entre otros. Esto implicaría que la TIR (tasa interna de retorno) estaría sobrestimada.

¿Le queda futuro a la refinería o no?

Eso depende de Recope. ¿Se podría seguir gastando dinero en consultorías?

Lo último que le puedo decir es que este estudio de factibilidad no debe ir y no es útil para eso. Entonces, deberían de empezar por ahí.