Los generadores se detienen si ráfagas de viento llegan a los 90 kilómetros por hora.

Por: Hugo Solano 10 enero, 2015
Ráfagas superiores a 90 kilómetros por hora son contraproducentes para las plantas eólicas.
Ráfagas superiores a 90 kilómetros por hora son contraproducentes para las plantas eólicas.

Contrario a lo que podría pensarse, las plantas eólicas del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y de empresas privadas no se ven favorecidas con la gran aceleración de los vientos registrada desde el inicio de este año en gran parte del territorio nacional.

De acuerdo con Luis Pacheco Morgan, gerente de electricidad del ICE, la planta eólica Tejona, ubicada en Tilarán de Guanacaste, ve interrumpida su generación con ráfagas superiores a los 90 kilómetros por hora ya que, superada esa velocidad, las aspas se detienen automáticamente por protección.

Pacheco indicó que ese comportamiento obedece a un diseño normalizado en el ámbito mundial.

Aunque lo usual es que las paradas sean esporádicas, los sistemas de alta presión que transitan sobre el golfo de México mantienen condiciones muy ventosas sobre el país y en varias ocasiones han superado los 90 km/h en Guanacaste y en zonas como Salitral de Santa Ana, la zona de Los Santos y Tierras Morenas de Tilarán, donde hay proyectos de este tipo.

De momento las torres, aspas, turbinas y demás partes de los generadores del ICE no han afrontado problemas extraordinarios por el fuerte viento, acotó Pacheco.

"Con en estas condiciones de fuertes ráfagas de viento en todo el país, lo que se ha presentado es una disminución en la generación ya que las unidades se desconectan por seguridad", indicó.

Afirmó que el faltante de esta energía limpia ha sido compensado por un incremento en la producción hidroeléctrica, favorecido por una mayor cantidad de lluvias en la zona norte y el centro del país.

Según el ICE, la planta Tejona, ubicada ocho kilómetros al oeste de Tilarán, tiene 30 turbinas con capacidad de producir aproximadamente 100.000 kilovatios por hora, por año (Kwh/año).

Comenzaron funciones en el 2002, impulsadas por una empresa adjudicataria que las alquiló al ICE los primeros cinco años, pero luego, en el 2006, el proyecto pasó a manos de la entidad estatal.

Leve disminución en vientos. El Instituto Meteorológico Nacional (IMN) informó este sábado que las ráfagas más fuertes en el periodo nocturno alcanzaron 80 km/h en Guanacaste y unos 60 km/h en el Valle Central, lo que significa que hay una leve disminución en la velocidad del viento, lo cual permitirá a las eólicas generar energía sin las interrupciones de días atrás.

El IMN también indica que se han registrado lluvias débiles e intermitentes en el Caribe y la Zona Norte durante todos estos días, influenciadas por el sistema de alta presión, lo cual favorece la recarga de mantos acuíferos y, por ende, la generación de otra energía limpia que es la hidroeléctrica.

Durante este sábado y mañana domingo continuarán los fuertes vientos, principalmente en el Valle Central, el Pacífico Norte y las regiones montañosas.

Gabriela Naranjo, del IMN, afirmó que se estiman ráfagas máximas entre 50 y 90 km/h, así como precipitaciones intermitentes en la zona norte y el Caribe con montos entre 10 y 50 litros por metro cuadrado en lapsos de 24 horas.