Por: Eillyn Jiménez B. 30 mayo, 2016
La Intendencia de Transportes de la Autoridad Reguladora hará estudios tarifarios de oficio, con base en los datos recopilados en el estudio de Produs sobre la cantidad de pasajeros y carreras de las autobuseras. Las rutas de Hatillo están en ese grupo. | ARCHIVO, LN.
La Intendencia de Transportes de la Autoridad Reguladora hará estudios tarifarios de oficio, con base en los datos recopilados en el estudio de Produs sobre la cantidad de pasajeros y carreras de las autobuseras. Las rutas de Hatillo están en ese grupo. | ARCHIVO, LN.

El Foro Nacional de Transportes pidió la noche de este lunes a la Autoridad Reguladora de Servicios Públicos (Aresep) suspender el nuevo método para fijar los pasajes de autobús.

El grupo alega que el modelo tarifario contiene riesgos que atentan contra los trabajadores, los usuarios y la modernización de las unidades de transporte.

"Tres son las preocupaciones: que el nuevo modelo tarifario incumpla las leyes laborales con perjuicio para cientos de trabajadores, que se produzca una inseguridad para el usuario al perder la calidad del servicio y que se atente contra la modernización del transporte", manifestó Silvia Bolaños, directora ejecutiva de la Cámara Nacional de Transportes (Canatrans).

La fórmula actual fue aprobada por la Aresep en enero y su publicación en La Gaceta se realizó en marzo. Bajo esa modalidad, la institución define los costos en que incurren los autobuseros según la frecuencia de horarios.

Este modelo no se ha utilizado aún, porque desde que se publicó en La Gaceta ningún transportista ha solicitado ajustes en sus tarifas.

En el régimen anterior, de 1994, se reconocía un monto fijo para los salarios de los empleados, sin tomar en cuenta las características de las rutas.

El nuevo modelo establece también que los estudios de demanda debe realizarlos la Aresep o el Consejo de Transporte Público y no los mismos autobuseros, como sucedía anteriormente.

La metodología recién aprobada también ha sido criticada por la Defensoría de los Habitantes y Consumidores de Costa Rica.

Por ejemplo, les genera preocupación que la Aresep vaya a determinar el valor de los autobuses, de acuerdo con el valor fiscal "poco fiable" que maneja el Ministerio de Hacienda.

Ante esos cuestionamientos, el nuevo regulador general, Roberto Jiménez, no descartó que se puedan hacer modificaciones a la normativa.

Bolaños agregó que se debe modificar la fecha de entrada en vigencia y posponerlo para otra fecha, de manera que exista un plazo para que la Aresep lo revise.

Este mes, la Aresep informó de que revisaría la tarifa de seis empresas por la aparente alteración en la cantidad de pasajeros , una de las compañías cuestionadas es Metrocoop.

La decisión se tomó tras conocer un estudio de la Universidad de Costa Rica.

En el país funcionan 690 rutas de transporte público de autobús, 261 bajo concesiones y 429 con permisos "en precario".