Líderes aceptan diferencias entre los bloques Bussco y Patria Justa

 2 mayo, 2016

Las diferencias que existen entre las coaliciones sindicales Patria Justa, liderada por Albino Vargas, y el Bloque Unitario Sindical y Social Costarricense (Bussco), encabezada por Gilberto Cascante, se reflejaron en la división de la marcha de los trabajadores este 1.° de mayo.

El Bussco salió, a las 9:30 a. m., del parque La Merced y siguió su rumbo por la avenida segunda hasta llegar a la Asamblea Legislativa a las 12:40 p. m.

Este movimiento contó con la participación de varias organizaciones sindicales, pero también caminaron con ellos el grupo de anarquistas, representantes del Frente Amplio y del Partido de los Trabajadores.

Por otro lado, el bloque Patria Justa agrupa a la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP), el Sindicato de Trabajadores de Japdeva (Sintrajap), el Frente Interno de Trabajadadores del ICE (FIT-ICE) y otras organizaciones.

Esta agrupación salió, a las 9:30 a. m., del edificio de Correos de Costa Rica, en el centro de San José, y también sus miembros caminaron por avenida segunda, pero, antes de entrar al Congreso, se separaron para llegar frente a la entrada de la barra de público.

¿Qué los divide? Gilberto Cascante, presidente de la Asociación Nacional de Educadores (ANDE) y vocero del Bussco, dijo que en este momento hay diferencias entre los dos bloques, las cuales se podrían resolver en el futuro. “Nosotros hemos protagonizado muy poco; nosotros no salimos dos o tres veces por semana en medios de comunicación. Yo creo que a don Albino, en este momento, le preocupa que otro bloque sindical tenga éxito y le vaya a quitar el protagonismo que ha tenido en los últimos 15 o 20 años”, agregó Cascante.

En el caso de Vargas, secretario general de ANEP y líder de Patria Justa, aseguró que en setiembre del año pasado le hicieron una propuesta de “unidad sindical en acción” al Bussco, pero ese bloque rechazó la alianza.

“Todavía están a tiempo de reflexionar y entender que el momento actual de la situación trabajadora exige que nos desprendamos de hegemonismos, que nos desprendamos de celos de protagonismo”, señaló Vargas al final de la marcha.

El conocido dirigente considera que las fisuras entre los bloques sindicales se deben a “vanidades personales, a revanchismos ideológicos del pasado, a celos personales en cuanto a la capacidad de unos con respecto a la capacidad de otros”.

Pero, según Cascante, la división entre estos bloques debe atribuirse al momento político que vive el país hoy.

Comentó que el grupo Patria Justa, por ejemplo, apoyó la Reforma Procesal Laboral, a la que ellos –así como Bussco– se opusieron desde el inicio.

Mientras, Vargas insistió en que las diferencias de criterio entre los grupos gremiales son producto del manejo de los líderes.

“La verdadera pelea está en las bases; cuando las bases sepan la naturaleza perversa de una agenda controlada por el viejo plus, las bases se van a mover por encima de las dirigencias. Yo creo en eso”, concluyó Vargas.

Pese a las evidentes desavenencias en el movimiento gremial costarricense, los dos principales líderes sindicales calificaron la marcha de este 1.° de mayo como “exitosa”.