A las 3 p. m., José Manuel Garita entró por Cinchona a la diócesis que desde mañana le corresponde pastorear

 16 mayo, 2014

El sacerdote José Manuel Garita, quien este sábado será ordenado obispo y de seguido asumirá la diócesis de Ciudad Quesada, arribó esta tarde al territorio que tendrá a su cargo como tercer obispo de esa parte de la Iglesia costarricense.

Garita primero saludó a los vecinos de Nueva Cinchona, a quienes afirmó su cariño y solidaridad al recordar los acontecimientos surgidos a raíz del terremoto del 2009, que dejó muertos y desaparecidos en esa región. Les hizo saber que siempre estará dispuesto a ayudarles.

Luego ingresó en un vehículo escoltado por dos motorizados de la Fuerza Pública y carros de particulares. El tiempo estuvo soleado y solo hubo una ligera llovizna entre la vieja Cinchona y la nueva comunidad construida después del terremoto, que también lleva ese nombre.

La comunidad de Nueva Cinchona recibió al futuro obispo, quien les mostró su cariño y solidaridad.
La comunidad de Nueva Cinchona recibió al futuro obispo, quien les mostró su cariño y solidaridad.

A lo largo del recorrido, los feligreses saludaban a su futuro pastor. Entre Aguas Zarcas y Venecia adornaron el puente sobre el río Los Negritos con globos amarillos y blancos que son los colores de la bandera de la Iglesia.

Entre San Miguel de Sarapiquí y Cariblando habían casas adornadas y una manta de bienvenida a Garita con la imagen del Corazón de Jesús.

A las 4:30 p. m. la caravana se dirigía hacia Venecia para un acto en la parroquia local en honor a la Virgen de La Candelaria y luego seguirá su recorrido hacia Ciudad Quesada.