Ayuntamiento debe costear los trabajos. Mover un poste cuesta ¢1 millón.

Por: Eillyn Jiménez B. 17 julio
Este poste en Calle Lajas es uno de los 50 que la Municipalidad de Escazú pidió reubicar.
Este poste en Calle Lajas es uno de los 50 que la Municipalidad de Escazú pidió reubicar.

Además del poste atravesado en calle Lajas, a la Municipalidad de Escazú le urge reubicar al menos 50 postes más, que están estorbando en diferentes vías de ese cantón josefino.

Aunque las solicitudes de relocalización se enviaron a la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL) entre setiembre del 2016 y junio de este año, los cambios siguen pendientes.

Así lo manifestó el alcalde escazuceño, Arnoldo Barahona, quien reconoció que el caso más grave que atienden actualmente es el de la estructura localizada en calle Lajas, a un kilómetro y medio del súper Aguimar.

El poste y todo el cableado quedaron en medio de un carril recién asfaltado y demarcado y provocaron una ola de burlas y críticas en redes sociales, por la incapacidad para que dos instituciones, el ayuntamiento y la CNFL, se pongan de acuerdo.

Según el jerarca, este y decenas de tendidos quedaron atravesados en media calle luego de que la Municipalidad ampliara algunas vías cantonales.

"Comenzamos con un plan intensivo de reconstrucción de calles con las normas y especificaciones técnicas de los manuales constructivos, los cuales establecen la realización de un levantamiento topográfico, diseño de alcantarillado pluvial, sustitución de material viejo, construcción de cordones de caño, estructuras de pavimento nuevas y el ajuste del ancho de la vía", explicó Barahona.

Solicitud de traslado

En estos casos, el ayuntamiento debe notificar a instituciones como la CNFL, Acueductos y Alcantarillados (AyA), cableras, entre otras, sobre los trabajos para que se agende una reubicación de postes y tuberías.

"Cuando aprobamos los presupuestos se le indica a las entidades cuáles son los proyectos y las posibles fechas en las que iniciamos", dijo el alcalde de Escazú.

Para el poste de calle Lajas, por ejemplo, el municipio pidió la reubicación desde setiembre del 2016 (hace 9 meses); sin embargo, antes de proceder con el traslado, la CNFL debe hacer los estudios de ingeniería que considere pertinentes, según explicó Luis Fernando Andrés, director de Distribuición de la Compañía.

"La Municipalidad Escazú solicitó la relocalización de varios postes en varios lugares del cantón y tuvimos que realizar varios estudios de ingeniería al respecto (...). De nuestra parte ya realizamos los diseños y presupuestos, estamos en el proceso de programación de la construcción", detalló Andrés.

Funcionarios de la CNFL acudieron al lugar este lunes; sin embargo, la institución informó de que la relocalización se hará hasta el viernes.
Funcionarios de la CNFL acudieron al lugar este lunes; sin embargo, la institución informó de que la relocalización se hará hasta el viernes.

El funcionario de la CNFL afirmó que en enero ya contaban con los diseños y presupuestos, por lo que tenían previsto empezar con la relocalización en el segundo semestre del año; no obstante, debido a la urgencia de movilizar la estructura de calle Lajas, para evitar un accidente, tienen previsto realizar la obra este viernes.

En ese lugar son 12 postes los que se deben trasladar, de acuerdo con datos de la CNFL.

Para ejecutar la reubicación, la CNFL debe avisar a los abonados con tres días de anticipación, para que estén al tanto de la falta del servicio para ese día.

"Vamos a proceder el viernes, pero como se debe de realizar una suspensión de servicios y debemos de respetar los reglamentos técnicos de la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), tenemos que dar tres días, con lo cual si lo avisamos mañana (martes), realizaremos el trabajo el viernes próximo", aseguró Andrés.

La solicitud para la recolización de la estructura fue hecha en setiembre del 2016.
La solicitud para la recolización de la estructura fue hecha en setiembre del 2016.

Barahona dijo que, en total, han hecho 13 solicitudes para relocalizaciones, aunque en cada una de esas calles hay hasta cinco postes, dependiendo del sitio.

Trabajo caro

El costo de relocalizar un poste asciende el ¢1 millón y es la Municipalidad la que debe asumir ese gasto, por lo que anualmente la institución tiene un presupuesto destinado a ese rubro.

"Anualmente destinamos unos ¢30 millones a la CNFL, porque mover un poste cuesta más de ¢1 millón, pero a veces cuesta coordinar con instituciones centrales del Estado, porque no pueden ir al mismo ritmo que nosotros a la hora de ejecutar los trabajos", mencionó Barahona.

Andrés, por su parte, ratificó que el coste corre por cuenta del ayuntamiento, debido a que al ampliar la calle fueron ellos quienes provocaron que la estructura quedara en medio del asfaltado.

Añadió que el costo del traslado y los estudios realizados en la zona de Escazú tienen un valor aproximado de ¢25 millones.

Los carros deben invadir el carril contrario para pasar.
Los carros deben invadir el carril contrario para pasar.