Por: Luis Edo. Díaz 9 enero, 2013

El 2012 fue un buen año para el mosquito transmisor del dengue, pero no así para la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), que vio cómo se duplicaron los casos de enfermos con el virus respecto al 2011 y, por consiguiente, los costos en atención médica.

Cifras de la entidad revelan que el año pasado hubo 26.808 enfermos del virus, mientras en el 2011 fueron 13.854.

De hecho, el 2012 se convirtió en el cuarto año con más casos de dengue de las últimas dos décadas, superado solo por lo ocurrido en el 2005 (37.214 enfermos), el 2007 (28.687) y el 2010 (36.351).

Esa situación tuvo un fuerte impacto en las finanzas de la Caja, ya que mientras en el 2011 se invirtieron ¢404 millones en consultas médicas, para el 2012 la cifra se elevó a ¢1.053 millones.

“Lo que más nos preocupa es la incidencia pues, además de que el dengue atacó con fuerza en población joven, de entre 20 y 29 años de edad, también los mayores de 60 años están siendo afectados”, explicó Catalina Ramírez, coordinadora de Enfermedades Emergentes y Reemergentes de la CCSS.

La funcionaria rescató que, pese a la gran cantidad de casos, no hubo una sola muerte por dengue.

Este virus es transmitido por la picadura del mosquito Aedes aegypti , el cual se reproduce donde se estanca el agua, como ocurre con llantas viejas, tarros, canoas e incluso chapas de refresco.

Algunos síntomas del dengue son fiebre y dolores de cabeza y de articulaciones, así como algunas erupciones en la piel.