Según trabajadores, ¢5.000 millones de las arcas del ayuntamiento permanecen sin ejecutar durante el último año, lo que representa el 30% del presupuesto municipal

Por: Manuel Avendaño A. 29 septiembre, 2015
 Entre los alcaldes de Cartago, Rolando Rodríguez, y de Heredia, José Manuel Ulate, se coló la mascota brumosa. / Fernando Gutiérrez
Entre los alcaldes de Cartago, Rolando Rodríguez, y de Heredia, José Manuel Ulate, se coló la mascota brumosa. / Fernando Gutiérrez

Redacción

Un grupo de trabajadores de la Municipalidad de Heredia arrancarán una huelga indefinida este miércoles 30 de setiembre debido a supuestas irregularidades en la gestión del actual alcalde de ese ayuntamiento, José Manuel Ulate Avendaño.

El vocero de los trabajadores municipales, Roy Chaverri, indicó que se espera que al menos 100 de los 250 trabajadores del gobierno local se sumen al paro de labores indefinido que inicia este miércoles.

"El Alcalde, José Manuel Ulate, posiblemente desatiende una sentencia del Tribunal Contencioso Administrativo y estaría cobrando de manera irregular el plus de prohibición, cifra que sería de casi ¢40 millones desde que inició su gestión y hasta el día de hoy", comentó Chaverri.

Los trabajadores molestos con la gestión de Ulate, afirman que en el último año no se han ejecutado ¢5.000 millones, lo que representa el 30% del presupuesto municipal.

Chaverri explicó que "este dinero se pudo utilizar en diversas necesidades del cantón, ya sea culturales, sociales o de infraestructura vial, como por ejemplo en la construcción o mejoría de los accesos y salidas del cantón central acorde al desarrollo poblacional y vehicular".

El alcalde de Heredia, José Manuel Ulate se encuentra fuera del país.

Otra de las denuncias que molesta a los trabajadores de la Municipalidad de Heredia es que presuntamente dos regidoras se adueñaron de espacio público para ampliar sus casas.

"Según investigaciones de la Auditoría de la Municipalidad de Heredia, las dos regidoras invadieron espacios de uso público, ampliando sus respectivas residencias.

Según criterio legal de la asesoría del Concejo Municipal se les ordena la demolición de las edificaciones que usurpan los terrenos públicos, sin embargo la regidora Segura utiliza maquinaria y recursos municipales para llevar a cabo la demolición", concluyó el vocero de los trabajadores del municipio.

Los trabajadores caminarán a partir de las 8:00 a. m. desde el plantel municipal –ubicado detrás del cementerio de Heredia– hasta el edificio del ayuntamiento, al costado sur del templo católico, en el centro de la provincia.

De acuerdo con Chaverri, esperan iniciar un proceso de diálogo con el presidente del concejo municipal y con la vicealcaldesa de Heredia sobre las presuntas irregularidades.

Los trabajadores no van a afectar servicios municipales sensibles, pero si suspenderán la recolección de basura, las limpieza de parques y la construcción de obras municipales.