Por: Diego Bosque 20 diciembre, 2015

La elaboración de multas de tránsito aumentó en un 18% entre los últimos tres años.

Mientras en el 2013 los oficiales confeccionaron un total de 186.475 partes, en lo que va del año se han realizado 221.850, lo cual equivale a 35.375 más.

Mario Calderón, director de la Policía de Tránsito, aseguró que el alza se debe a una estrategia de “sacar todo el recurso policial a las calles”.

La sanción más frecuente es por violaciones al artículo 122 de la ley de tránsito, el cual enumera una serie de prohibiciones para circular por las vías.

Entre las restricciones está utilizar vidrios polarizados tipo espejo o limusina en las ventanas laterales, no portar marchamo y tener elementos punzocortantes en la carrocería o aros, entre otros.

Por estas razones se han hecho 36.000 infracciones este año. El castigo por esta violación es de ¢99.000, aproximadamente.

La mayoría de multas son por faltas administrativas, es decir, falta de licencia, revisión técnica vehicular o marchamo.

Del total de partes efectuados este año, un 2.5% son por exceso de velocidad.

La cantidad de alcoholemias efectuadas también se elevó, pues en 2014 se sometió a 14.000 conductores a esa prueba y este año se la han practicado a más de 16.000 personas.

Más de 2.400 alcoholemias resultaron positivas.