Algunos docentes nunca fueron a huelga y otros retornan para no atrasar a alumnos

Por: Mercedes Agüero 30 mayo, 2014
Estos alumnos de la Escuela Carolina Malavassi, en San Miguel de San Rafael de La Unión, recibieron clases ayer. Mientras, la Fundación Acción Joven trabaja con jóvenes del Liceo Julio Fonseca en La Uruca. | JONATHAN JIMÉNEZ.
Estos alumnos de la Escuela Carolina Malavassi, en San Miguel de San Rafael de La Unión, recibieron clases ayer. Mientras, la Fundación Acción Joven trabaja con jóvenes del Liceo Julio Fonseca en La Uruca. | JONATHAN JIMÉNEZ.

Poco a poco, las aulas de escuelas y colegios del país empiezan a recibir a los alumnos, luego de 19 días de huelga de los educadores.

Así lo pudo constatar La Nación en un recorrido por centros educativos de distintas partes del país.

En las visitas se comprobó que algunos docentes nunca se unieron al paro, mientras que otros solo lo hicieron unos días, aunque ellos son la excepción.

Mileidy Muñoz, encargada del comedor de la Escuela Unidocente de Westfalia de Limón, dijo que no han parado de dar clases. Agregó que ayer la maestra viajó a San José por asuntos personales.

“Durante este mes se han dado lecciones normales, incluso ya entregaron notas”, comentó Muñoz.

A ese centro asisten 16 niños.

Janer García y Luis Gómez, estudiantes de cuarto grado de la Escuela de Penshurt de Limón, no han faltado a las aulas.

“He estado en clases todo este tiempo, porque mi maestra no está en la huelga”, dijo Gómez, mientras iba de regreso a su casa.

No corren la misma suerte en la Escuela de Río Banano, donde solo el director, Bernardo Campbell, y una conserje trabajan.

En la Escuela República de Corea, en Quepos (Aguirre), la maestra de kínder Adriana Chavarría volvió al aula este miércoles.

“A mí me llega el salario completo y yo debo de dar clases porque es mi vocación”, dijo la educadora.

En ese mismo centro, la maestra de sexto grado, Guillese Albenda, narra que nunca dejó de dar clases y ver temas nuevos.

Las aulas del Colegio San Luis Gonzaga de Cartago tampoco han estado vacías en ningún momento. Ese colegio no se unió a la huelga.

Mientras, en Paraíso, la Escuela Eugenio Corrales funciona a media máquina con 50% del personal.

Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

Preparar y retener. En tanto, la Fundación Acción Joven trabaja con colegiales de Puntarenas y San José en actividades no académicas, con el fin de preparar y retener a los muchachos durante la protesta.

Por ejemplo, en Puntarenas, los estudiantes del Liceo de Chacarita asisten a charlas en el hotel Double Tree Resort by Hilton para mejorar su perfil de empleabilidad. Mientras que 50 jóvenes de décimo y undécimo participan en capacitaciones y talleres sobre seguridad, gastronomía, ama de llaves y gerencia. Colaboraron Diego Bosque, Fernando Gutiérrez y Wanda Araya.