Por: Luis Miguel Herrera C. 20 agosto, 2014

Los dueños de microbuses de transporte de estudiantes hacen lobby en la Asamblea Legislativa para que sea aprobado un texto que haga posible excluir de la ley de tránsito la obligación de usar sillas especiales para niños en sus unidades.

El diputado Francisco Camacho, del Partido Frente Amplio, es quien está ayudando a este sector para que el texto llegue al plenario.

Según el legislador, a más tardar en noviembre podría estar listo el documento para ser aprobado. Aseguró que ya pasó por comisión y se encuentra en proceso de revisión.

“Tenemos el apoyo de 11 diputados de varios partidos, entre estos de Liberación, la Unidad y el mismo Frente Amplio. Confiamos en obtener más apoyo”, dijo Camacho.

El reglamento sobre el uso de sillas entró en vigencia hace dos semanas, luego de haberse publicado en el diario oficial La Gaceta .

El documento establece los tipos de dispositivos requeridos para transportar a los estudiantes, según su peso y talla, así como la obligatoriedad de uso para niños que midan menos de 1,45 metros. La normativa excluye a autobuses y taxis.

La propuesta de reforma incluiría a los transportistas de estudiantes como los únicos –junto a taxistas y a autobuseros– exentos del deber de utilizar tal dispositivo.

Wilberth Sánchez, uno de los dueños de microbuses, explicó que las unidades poseen una imposibilidad estructural para que se les coloquen los cinturones de tres puntos. Dichos dispositivos son necesarios para sujetar las sillas especiales para menores de edad.