Por: Carlos Láscarez S. 14 noviembre, 2014

Tres diputados pretenden reformar el artículo 168 de la ley de tránsito para que, en caso de una colisión solo con daños materiales, los vehículos se puedan orillar al lado de la vía con el fin de evitar que se formen presas.

El proyecto fue presentado ayer por los liberacionistas Antonio Álvarez Desanti y Michael Arce Sancho, y el libertario Otto Guevara Guth.

Hoy día, para poder proceder así, debe haber un acuerdo entre los conductores. Con el cambio, si no lo hace, serían sancionados.

“Se multará con ¢280.000 a las personas que no muevan sus vehículos”, manifestó Álvarez.

Por su parte, Sancho dijo que una calle paralizada por un choque ocasiona que trabajadores lleguen tarde, que pacientes pierdan citas y se genere un costo ambiental y energético.

El texto propone que, en una colisión solo con daños materiales, las partes lleguen a un acuerdo, entre ellos o mediante sus aseguradoras, para las reparaciones requeridas. Para ubicar el sitio podrían tomar fotos, grabar videos y aportar testigos.

Pero, en caso de que no logren conciliar, sí se tendrá que solicitar la presencia de la Policía de Tránsito, pero solo después de haber movido los vehículos.