Mario Redondo alega que órgano regulador interpreta erróneamente la ley, al aplicar estos ajustes

Por: Irela Fornaguera 23 junio, 2015
La nueva metodología para fijar el precio de los combustibles elimina el subsidio que encareció la gasolina y el diésel. | JORGE CORDERO
La nueva metodología para fijar el precio de los combustibles elimina el subsidio que encareció la gasolina y el diésel. | JORGE CORDERO

El diputado Mario Redondo, del Partido Alianza Demócrata Cristiana (ADC), acudió esta mañana al Tribunal Contencioso Administrativo con el propósito de evitar un nuevo aumento de las tarifas de las gasolinas.

La semana pasada, la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) solicitó a la Autoridad Reguladora de Servicios Públicos (Aresep) un aumento de ¢43 en cada listo de gasolina súper y de ¢37 en el litro de la regular.

¿En qué se basa? De acuerdo con el congresista, al aplicar los ajustes extraordinarios, el órgano regulador incurre en una interpretación errónea del artículo 30 de la Ley 7.593.

En el caso de los combustibles, la Aresep aplica esos ajustes los segundos viernes de cada mes, basándose en el comportamiento del mercado de los 15 días anteriores. Según Redondo, esos cambios en las tarifas están condicionados a "casos fortuitos o eventos de fuerza mayor", y no deben aplicarse de oficio, como se hace actualmente. Con esto, dijo el diputado, se está perjudicando el interés público y se está violentando el principio del servicio al costo.

"Queremos defender a los consumidores de combustibles y a los usuarios de servicios públicos que se ven afectados por una interpretación errónea por parte de la Aresep, la cual ha convertido los ajustes extraordinarios en algo que debe ser ordinario; los convirtió en algo rutinario u oficioso.

El diputado también reclamó el hecho de que, a la hora de determinar las tarifas de los combustibles, la Aresep se apoye en los precios en el mercado de los quince dias previos, lo que, según él, no es coincidente con las compras por parte de Recope.

"El precio con el que compra Recope es hasta en un 77% menor a la base sobre la cual se apoya la Aresep para establecer las tarifas al consumidor", agregó.

El congresista solicitó al Tribunal, como medida cautelar, que se detenga la consulta pública programada para el 25 de junio del 2015, "con el objeto de proteger y garantizar provisionalmente el objeto del proceso".