Individuo de 53 años fingió ser un cura y habría celebrado misas en viviendas y realizado oraciones de sanación.

 17 septiembre, 2015
En el distrito sancarleño de La Palmera, filial de la Iglesia de Aguas Zarcas, algunos vecinos alertaron a las autoridades de la Iglesia sobre el falso sacerdote.
En el distrito sancarleño de La Palmera, filial de la Iglesia de Aguas Zarcas, algunos vecinos alertaron a las autoridades de la Iglesia sobre el falso sacerdote.

El vocero de la diócesis de Alajuela, sacerdote Sixto Varela, alertó sobre la presencia de un falso cura en varias parroquias de San Carlos.

En el Facebook de esa Diócesis se publicó la imagen del falso sacerdote, de apellido Garro, con el fin de alertar a la feligresía.

Varela indicó que se trata de un hombre casado, de 53 años y oriundo de San Ramón.

Añadió que desde hace varios meses se les ha informado de que se presenta como sacerdote a los fieles y hasta les dice que tiene estigmas y usa un guante en la mano derecha. Por tal razón, Varela advirtió a los fieles para que tengan mucho cuidado.

Un familiar de Garro comentó a Varela que el hombre tuvo un accidente años atrás y tal vez por esa situación actúa de esa forma.

"Garro estuvo un tiempo con la orden de los Carmelitas de la cual le pidieron retirarse, tal vez es algo que no asimila", acotó Varela.

Hizo énfasis en que Garro no es sacerdote, más bien trabajó en una empresa de venta de electrodomésticos.

Según Varela, la información que maneja la Iglesia católica por medio del testimonio de varias personas es que Garro ha celebrado misas en su casa y además oraciones de sanación, donde se ha presentado como supuesto cura.

"Una cosa es que el diga que es predicador católico, pero otra es usurpar un oficio. Eso es hasta penado por ley", dijo Varela.

También les informaron que en Ciudad Quesada un finquero estuvo a punto de donarle una propiedad, creyendo que de verdad se trataba de un sacerdote católico.

Varela insistió en que la Iglesia no persigue a nadie y que el individuo puede decir que predica, pero jamás presentarse como presbítero católico.

La advertencia se extendió a la diócesis de Ciudad Quesada, San Carlos, ya que supuestamente el falso cura ha visitado varias parroquias de la zona.

El obispo de esa diócesis, José Manuel Garita, indicó que aparentemente el hombre ha estado en la región invitado por algunos fieles.

Versiones sin confirmar detallan que aparentemente Garro ha hecho oraciones en casas de Aguas Zarcas y La Palmera, aduciendo que es sacerdote.

Al parecer tiene un seguidor en La Tabla de Río Cuarto y una mujer en Ciudad Quesada, quienes lo albergarían en sus viviendas.

En la diócesis de Ciudad Quesada investigan si Garro ha efectuado misas o ha confesado a fieles. También indaigan la versión que recibieron sobre la presunta recepción de ayudas económicas.

Mientras se investiga el caso, las autoridades eclesiásticas recomiendan a los fieles estar atentos y denunciarlo en caso de verlo ejerciendo como sacerdote.

"Nos informaron que estuvo en La Palmera, donde celebró una misa, eso lo estamos investigando, no lo hemos confirmado", concluyó Garita.