Por: Juan Fernando Lara 27 mayo, 2016
Julieta Bejarano es directora jurídica del Grupo ICE. | LUIS NAVARRO.
Julieta Bejarano es directora jurídica del Grupo ICE. | LUIS NAVARRO.

Claudio Dittel, exgerente corporativo de Finanzas y Administración del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), afirma que impera el desorden en el manejo de la planilla de esa entidad, lo cual cuesta “miles de millones de colones” al país.

Así lo declaró ayer a diputados de la Comisión de Control de Ingreso y Gasto Público de la Asamblea Legislativa.

“Hay desorden debido a que la estructura de la planilla es de hace 25 años. Es totalmente obsoleta. Hay una propuesta de una nueva escala salarial, que ha sido rechazada”, señaló.

Dittel afirmó ante consultas de los legisladores que hay al menos 300 empleados en el ICE recibiendo salarios propios de puestos de jefatura, aun sin tener esas funciones.

El exfuncionario confirmó la existencia de dictámenes emitidos por una funcionaria del ICE, llamada Gabriela Sánchez, quien era subalterna de Julieta Bejarano, directora jurídica del ICE, indicando que no había justificación para esos salarios.

La recomendación de Sánchez siempre fue ajustar los salarios de esos empleados conforme a las labores que desempeñaban hoy, señaló Dittel.

Sin embargo, Bejarano no aplicó esos criterios y más bien Sánchez fue separada del proceso y, eventualmente, también del Instituto, confirmó Dittel.

Este tipo de situaciones influye así en el gasto en salarios que ha tenido el ICE.

El diputado Mario Redondo, del Partido Alianza Demócrata Cristiana y presidente de la Comisión, citó que el ICE casi triplicó los salarios, pues ese rubro pasó de ¢112.996 millones en el 2006 a ¢395.909 en el 2015.

Agregó que los salarios constituían 18,5% del gasto total del ICE en el 2006, pero nueve años después, ya era un 26, 2%.

Al 31 de diciembre del 2015, el ICE tenía 21.253 funcionarios, según el Sistema Centralizado de Recaudación de la Caja Costarricense de Seguro Social.