31 enero, 2013

Juan Paniagua, un empresario y vecino de San Miguel de Santo Domingo, criticó las labores de demarcación que realiza el Conavi en la ruta 32, que conduce a Guápiles. Según relató, el fin de semana pasado fue atropellado un perro 100 metros al este de la estación de inspección vehicular de Riteve. Las cuadrillas de demarcación, lejos de retirar los restos del animal, pintaron las rayas amarillas encima.