Mercado de telecomunicaciones aún no está listo para esa metodología, señala

Por: Sofía Chinchilla C. 10 noviembre, 2016
El país destaca en Latinoamérica el acceso a la telefonía celular al ocupar el segundo lugar detrás de Chile, según el Banco Mundial. | ARCHIVO
El país destaca en Latinoamérica el acceso a la telefonía celular al ocupar el segundo lugar detrás de Chile, según el Banco Mundial. | ARCHIVO

En las condiciones actuales del mercado de telecomunicaciones, no hay fundamento técnico para eliminar la fijación de tarifas de los servicios de telefonía móvil pospago.

Ese es el criterio que remitió ayer la Defensoría de los Habitantes a la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel), tras analizar la propuesta para que cada cada telefónica determine el costo de sus servicios, es decir, que operarían en libre competencia.

La principal preocupación de la Defensoría es que no se garantiza que bajo las nuevas circunstancias se mantenga el cobro por velocidad de Internet móvil, establecido en los contratos actuales de los clientes pospago. Su temor, es que se abra un portillo para que esa modalidad de cobro se cambie por la de descarga, sin ninguna regulación.

Juan Manuel Cordero, defensor adjunto, explicó que según la Ley de Telecomunicaciones, la fijación tarifaria puede suspenderse solamente cuando todos los operadores de telefonía estén en plena competencia, es decir, en igualdad de condiciones de operación.

No obstante, indicó Cordero, el informe de la Sutel en el que se basa la propuesta señala que el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) aún tiene ventaja, por lo que es "contradictorio" e improcedente dar luz verde a la nueva metodología de cobro.

"La Defensoría sostiene que al declararse en competencia este mercado sin que se cumplan las condiciones técnicas, los operadores eventualmente podrían determinar que el Internet móvil pospago pueda ser en el tiempo sustituido por el Internet por descarga", explicó Cordero.

Esa modalidad del servicio, asegura la Defensoría, afecta al usuario. Por ello, considera que, de abrirse la puerta al cobro por descarga de datos, la Sutel debería crear mecanismos para obligar a las empresas telefónicas a que también ofrezcan Internet por velocidad, como funciona actualmente.

Walther Herrera, director de Mercados de la Sutel, confirmó la tarde de este jueves que el mercado de la telefonía móvil no está en competencia efectiva, excepto el 20% que representa el servicio pospago, por lo que en esa modalidad sí se puede aplicar la desregulación.

Según el funcionario, la potestad que tienen es únicamente para liberar las tarifas, pero no podrían ponerle más condiciones que las que establece la ley, para asegurar información y evitar acciones anticompetitivas. Por ejemplo, si las telefónicas decidieran cobrar por descarga, no podrían obligarlas a que ofrezcan la posibilidad de cobrar por velocidad.

El ente defensor espera que la Superintendencia acoja sus observaciones. De lo contrario, buscaría los mecanismos para defender los intereses de los usuarios, aseguró Cordero.

Herrera informó de que las observaciones ciudadanas y de la Defensoría serán conocidas durante el plazo de 15 días que establece la ley, para valorar si las incorpora al documento final que conocerá el Consejo de la Sutel. La decisión que tome solo tiene recurso de revisión.

La resolución final entraría en vigencia una vez publicada en La Gaceta.

La posibilidad de cobro por descarga levanta gran polémica en el país desde meses atrás, pero quedó en suspenso por fallos de la Sala Constitucional.

Nota del redactor: Información actualizada a las 6 p.m., con las declaraciones que remitió la Sutel.

Etiquetado como: