Institución dice que están agotados diez fármacos ‘esenciales’ y de uso diario

Por: Luis Edo. Díaz 18 enero, 2013

La Defensoría de los Habitantes le solicitó ayer a la CCSS explicaciones sobre el aparente faltante, en farmacias de clínicas y hospitales, de diez medicamentos “esenciales” que son de consumo diario para los asegurados.

La denuncia señala que entre los fármacos agotados están el Bromofex (descongestionante respiratorio), la aspirina de 500 miligramos –ml– y el Epival (tratamiento contra la epilepsia).

Otras enfermedades que estarían al descubierto son presión alta, artritis, migraña y rinitis, informó la Defensoría.

La entidad alega que tiene conocimiento del faltante de medicamentos incluso en las instalaciones del Almacén General de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), ubicado en La Uruca.

Tras conocer los señalamientos, la Caja declaró a este diario que se verificaría si la información de la Defensoría era correcta.

Horas más tarde, mediante un comunicado de prensa, la Gerencia de Logística desmintió las críticas e indicó que el único medicamento agotado es el Nistatina (un comprimido vaginal), pero del cual hay otro fármaco sustituto.

En su denuncia, la Defensoría le dio tiempo a la Caja hasta el próximo martes para que le informe la situación de los fármacos.

Filas. Además de la llamada de atención de la Defensoría, la Caja recibió ayer una denuncia de la Unión Nacional de Empleados de la Caja (Undeca) sobre problemas en la entrega de medicamentos en la farmacia del Hospital San Juan de Dios, en el centro de San José.

De acuerdo con el sindicato, las autoridades hospitalarias acordaron no sustituir al personal que está incapacitado o en vacaciones.

También se habría decidido no pagar el tiempo extraordinario.

Al igual que con la Defensoría, la Caja respondió a la denuncia diciendo que los señalamientos no tenían validez, pues sí hay sustitución de personal, y las horas extras se pagan con normalidad.

Lo que sí reconoció la CCSS fue las filas fuera del San Juan de Dios para el retiro de medicamentos.

Según explicó Andrea de la Cruz, vocera del Hospital, las filas se han dado por cambios en el procedimiento de entrega y retiro de recetas, pues antes era solo una fila y, desde finales del año pasado, se dividieron ambos trámites.

La comunicadora explicó que ingenieros industriales avalaron los cambios, pero que las filas recientes se deben a un incremento inusual de asegurados retirando recetas, incluso desde finales del año pasado.

Desde el lunes se reforzará la atención en ventanillas en “horas pico” que ya tienen identificadas, dijo De la Cruz.