Por: Álvaro Murillo 4 febrero, 2013

El 13 de diciembre del 2010, el presidente nicaraguense, Daniel Ortega, pronunció un discurso de 68 minutos, en el que, entre otros aspectos, dijo que el narcotráfico incide en la política exterior de Costa Rica.

Mostró mapas, acusó a Costa Rica de tergiversar la historia y también advirtió de que reclamaría ante La Haya el derecho nicaraguense para navegar en el río Colorado, en Costa Rica.

Este anuncio lo cumplió un año y medio después, en agosto pasado, cuando el equipo jurídico presentó la “contramemoria” en el caso de isla Calero; es decir, los argumentos de defensa tras la acusación costarricense.

En ese momento, lo argumentó así: “Nosotros le estamos entregando a Costa Rica el 90 por ciento del agua del Colorado”.

”Lo que estamos buscando es un punto de equilibrio, de justicia, así como ellos se benefician del río San Juan, también nosotros podamos optar con las mismas condiciones que ellos para navegar por el río San Juan con las mismas prerrogativas, con las mismas facilidades y con los mismos privilegios que tiene Costa Rica para navegar sobre nuestro río”, alegó ese día.