Por: Patricia Recio 11 mayo
Durante el año 2016 murieron 180 motociclistas en carretera, cifra que representa el 43% de todas las muertes por accidentes viales, según datos suministrados por el Tránsito (fotografía ilustrativa). | JOSE DÍAZ
Durante el año 2016 murieron 180 motociclistas en carretera, cifra que representa el 43% de todas las muertes por accidentes viales, según datos suministrados por el Tránsito (fotografía ilustrativa). | JOSE DÍAZ

Los costos por atender motociclistas accidentados durante el primer trimestre de este año aumentaron en un 36,5%, con respecto al mismo período del año anterior.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Seguros (INS), entre enero y marzo del año pasado hubo 3.366 lesionados y los costos de atención alcanzaron los ¢5.383 millones, mientras que en el mismo período de este año se registraron 4.576 y se invirtieron ¢7.350 millones.

Además, se reportaron 26 motorizados fallecidos en los primeros tres meses de este año. La cifra correspondiente al mismo período del 2016 no trascendió.

Asimismo, según la información dada a conocer por la aseguradora, los accidentes en este tipo de vehículo aumentaron un 37,3% este año con respecto al año pasado. Mientras que entre enero y marzo del 2016 hubo 3.035 percances, este año se reportaron 4.169 en esos meses.

Los costos en atención incluyen atención médica, quirúrgica, medicamentos, indemnizaciones por muerte y pago de incapacidades fijas y temporales, entre otros.

Del total de accidentes de tránsito que se registraron en el país, los accidentes de motociclistas representan el 56,6%.

Los percances con vehículos en general también aumentaron este año con respecto al anterior pues mientras que en el primer trimestre hubo 5.797 accidentes, en ese mismo lapso de este año se reportaron 7.423.

Esas cifras representaron un aumento de 21,7% en los costos de atención, pues se pasó de ¢10.628 millones a ¢12.936 millones.

El INS recordó que el dinero para atender a las víctimas de accidentes proviene del Seguro Obligatorio de Automóviles, que se cancela como parte del marchamo.

Este seguro brinda una cobertura de hasta ¢6 millones por cada lesionado, para la atención médica, pago de incapacidades e impedimentos. Además, este rubro puede duplicarse, pero solo para la atención médica, cuando la víctima no es asegurado al Régimen de Enfermedad y Maternidad de la CCSS, si es menor de 18 años o cuando está en riesgo la vida de la víctima, según el criterio del médico tratante.

El año pasado el INS registró un aumento de un 12% en los accidentes al pasar de 27.962 entre enero y diciembre del 2015 a 31.221 en el mismo período del año anterior.