Por: Juan Fernando Lara 25 abril, 2016
Aresep advirtió de que seguirá este año con las revisiones de calidad del servicio para pedir correcciones a las firmas distribuidoras. | MAYELA LÓPEZ.
Aresep advirtió de que seguirá este año con las revisiones de calidad del servicio para pedir correcciones a las firmas distribuidoras. | MAYELA LÓPEZ.

Juan Fernando Lara S.

Las interrupciones del servicio de electricidad que sufren los abonados en Costa Rica permanecen casi invariables hace años, revela un estudio sobre la calidad de servicio, elaborado por la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep).

Si en el 2013 hubo un promedio anual de siete cortes, en el 2014 y 2015 fueron ocho.

El tiempo promedio que los usuarios estuvieron sin luz en esas ocasiones también sigue casi sin variaciones: seis horas.

No obstante, el desempeño de cada empresa distribuidora muestra que algunos abonados sufren más esperas que otros.

En el 2015, Coopealfaroruiz interrumpió 47 veces el fluido eléctrico, que sumaron 30 horas sin electricidad, precisó el Informe de la calidad del suministro eléctrico 2015 , elaborado por la Intendencia de Energía de Aresep.

Le siguen Coopelesca R. L. y la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL), cada una con 11 interrupciones del servicio en el 2015. Luego vienen el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y Coopeguanacaste con siete.

Por esas interrupciones, los clientes de Coopelesca R. L. se quedaron sin luz ocho horas y los del ICE, siete horas.

Los usuarios de las demás empresas distribuidoras experimentaron tiempos de interrupción por debajo del promedio nacional, que es de seis horas.

Las empresas con menos interrupciones fueron Coopesantos R. L. y la Junta Administradora del Servicio Eléctrico de Cartago (Jasec), cada una con cuatro horas en todo el 2015.

Luego sigue la Empresa de Servicios Públicos de Heredia (ESPH) con cinco cortes. Esta compañía logró pasar de nueve interrupciones registradas en el 2013 a solo cinco en el 2015.

Por el contrario, el ICE ha experimentado un repunte en los cortes, al pasar de tres en el 2013 a siete durante el año pasado.

Aresep también detectó “inconformidades” en la tensión del servicio que brindan cuatro empresas distribuidoras: la CNFL, el ICE, Jasec y la ESPH.

Las alteraciones en la tensión pueden dañar equipos y elevar la factura mensual de luz, tanto en viviendas como empresas.

En el último trimestre del 2015, Aresep halló que 21% de los servicios verificados en esas cuatro empresas incumplieron normas técnicas. Por ello, Aresep seguirá este año revisando las causas para pedir correcciones.