Grupo bloqueó vías para exigir que racionamientos no superen 8 horas

Por: Amy Ross 11 abril, 2014

El desabastecimiento de agua que, por motivo de la sequía, se da en el sector de los Hatillos, en San José, trastorna la vida de los pobladores y los servicios de esta zona.

Según reclamaron vecinos de barrios como 25 de julio, 15 de setiembre y los Hatillos 7 y 8, desde hace cerca de un mes padecen 14 horas diarias sin agua.

El problema ha interferido con los servicios de algunos centros de salud y educativos, como la Escuela República de Paraguay, que se ha visto obligada a recortar la jornada de clases a sus 600 estudiantes.

Nando Vanegas, de Hatillo 8, se la ha tenido que agenciar con palanganas y baldes de agua para bañarse, cocinar y lavar platos. | MARCELA BERTOZZI
Nando Vanegas, de Hatillo 8, se la ha tenido que agenciar con palanganas y baldes de agua para bañarse, cocinar y lavar platos. | MARCELA BERTOZZI

“Hemos tenido que modificar el horario de 7 a. m. a 10:35 a. m. y de 10:35 a. m. a 12:10 p. m. Desde las 9 a.m. ya no tenemos agua y es un problema que afecta a los estudiantes del nocturno”, dijo Vera Fallas, recepcionista de la institución.

“Estamos a pura olla, recogiendo líquido. Es difícil y ha habido una contaminación: todo el mundo se enferma, desde los alumnos hasta los docentes. La semana pasada tuve que faltar dos días”, añadió.

Estos racionamientos han venido en aumento, según Nando Vanegas, miembro del Comité Patriótico de Hatillo y vecino de Hatillo 8.

“Al inicio, el faltante se prolongaba por cuatro o cinco horas, pero ahora pasamos a ocho, diez y 12 horas sin agua. Hace cuatro días, suspendieron el servicio a las seis de la mañana y llegó hasta las seis del siguiente día”, aseveró Vanegas.

La preocupación motivó a un grupo de vecinos a bloquear, ayer en la mañana, la vía de Circunvalación. La protesta se prolongó cuatro horas, y desencadenó un caos vial que se vivió, incluso, en horas de la tarde.

El movimiento lo integraron civiles y grupos comunales como el Comité Patriótico, la Asociación de desarrollo, el Comité Pro Mejora y la Junta de Salud.

Entre otras cosas, los manifestantes le exigieron al Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA), que los cortes de agua no superen las ocho horas, explicó Emilia Sibaja, del Comité Patriótico de Hatillo.

“También pedimos que lleven cisternas a los centros educativos y de salud en las zonas de mayor densidad de población. Dicen que no tienen más de un cisterna para todo Hatillo, que es de más de 80.000 personas”, alegó Sibaja.

Aunque ayer hubo un acercamiento entre los vecinos y la presidenta ejecutiva del AyA, Yessenia Calderón, la negociación no fructificó puesto que los manifestantes exigieron que se alcanzaran acuerdos antes de levantar la barricada, mientras que el AyA demandaba quitar el bloqueo como requisito para poder negociar.

Se intentó conocer la versión del AyA. No obstante, el subgerente de Gestión de Sistemas de la Gran Área Metropolitana, Sergio Núñez, indicó, mediante la oficina de prensa, que no estaría disponible sino hasta después de Semana Santa.

Los vecinos estarán evaluando otras medidas de presión para los próximos días.

A finales de marzo, el AyA informó de que e l desabastecimiento de agua por la reducción en el caudal de las fuentes de agua afectaría a unos 117.800 usuarios de la GAM . Colaboró: Daniela Cerdas