Por: Irela Fornaguera 21 abril, 2015

Los 42.000 abonados de la cooperativa eléctrica Coopesantos, la cual cubre 120 comunidades en nueve cantones, desembolsarán un 8,7% adicional en sus recibos eléctricos.

A partir del próximo mes, una familia promedio –que consuma 150 kilovatios hora (kWh) mensuales– pasará de cancelar ¢11.400 a ¢12.392.

El porcentaje de aumento será el mismo para los abonados del sector general, preferencial e industrial, según lo aprobado por la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep).

Con este ajuste, el órgano regulador busca compensar a Coopesantos por un encarecimiento de 22,32% que sufrió en el precio de la electricidad que el ICE le vendió desde setiembre del 2014 hasta febrero pasado.

Coopesantos posee proyectos eólicos e hídricos. | JORGE CASTILLO
Coopesantos posee proyectos eólicos e hídricos. | JORGE CASTILLO

También reconocería el alza del 23,2% en la tarifa por uso de la red de distribución eléctrica, durante ese mismo periodo.

En la resolución de la Aresep, la Intendencia de Energía reconoció que Coopesantos podría sufrir afectaciones en su equilibrio financiero de no ser aprobado el ajuste a usuarios de Mora, Acosta, Aserrí, Desamparados, León Cortés, Cartago, El Guarco, Dota y Tarrazú.

El subgerente de la Cooperativa, Mario Patricio Solís, afirmó que el aumento no resulta “tan alto” debido a que cada año solo adquieren el 35% de la energía del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y le pagan un 66% por transporte de energía. Esto, gracias a que cuentan con sus propios proyectos de generación hídrica y eólica.

Por ejemplo, durante el 2014, Coopesantos le compró al Instituto 38.474 megavatios hora (MWh), lo que equivale al 35% de la demanda eléctrica de sus abonados. Por su propia cuenta, a través de proyectos hídricos y eólicos, la compañía generó 71.583 MWh (el 65,04%).

El subgerente de Coopesantos recordó que este segundo trimestre se le deberá sumar a la tarifa un 0,57% correspondiente a la fórmula de costo variable por combustibles (CVC), tarifa para cubrir lo que gasta el ICE en combustibles.