También la empresa revisará si hubo irregularidades en la ejecución de la obra

Por: Natasha Cambronero 30 abril, 2015
La contralora Marta Acosta compareció, la noche del martes, en la Comisión de Ingreso y Gasto Público del Congreso, donde se le solicitó que el ente contralor abra una investigación sobre el tema. | PABLO MONTIEL/ARCHIVO
La contralora Marta Acosta compareció, la noche del martes, en la Comisión de Ingreso y Gasto Público del Congreso, donde se le solicitó que el ente contralor abra una investigación sobre el tema. | PABLO MONTIEL/ARCHIVO

Determinar causas y responsables de las pérdidas en el proyecto hidroeléctrico Balsa Inferior, de la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL), será el objetivo de una investigación solicitada a la Contraloría General de la República (CGR).

La petición al órgano contralor fue aprobada la noche del martes en una moción de la Comisión de Control de Ingreso y Gasto Público del Congreso.

Por ley, la CGR debe acatar la instancia legislativa.

La ejecución del proyecto, que se ubica en San Ramón de Alajuela, registra pérdidas por $64 millones, sin que siquiera haya sido inaugurado.

Además, el costo de la obra creció y su valor actual es 3,5 veces superior a los $93 millones que se estimaron al inicio (en el 2008).

Según la CNFL, la construcción de la represa por parte del consorcio brasileño OAS-Engevix y el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), ascendería a los $333,4 millones.

Proceso interno. El martes comparecieron en la comisión legislativa, la contralora general, Marta Acosta, así como el gerente y el exgerente de la CNFL, Víctor Solís y Pablo Cob, respectivamente.

Durante su intervención, Solís anunció a los diputados que la Compañía también tiene interés en aclarar lo que ha sucedido con Balsa Inferior, con el fin de determinar si hubo negligencia o bien, alguna irregularidad en el manejo de los recursos.

“Queremos que haga una revisión de todo lo actuado en el proyecto, los actos que ahí se han desarrollado y las eventuales responsabilidades que podría haber por el incumplimiento de procedimientos técnicos, administrativos y demás”, expresó.

Para eso formaron un grupo especial que hará las pesquisas.

Dudas. La propuesta para solicitar la intervención de la CGR provino del diputado del Frente Amplio, Jorge Arguedas. Fue acogida por unanimidad.

“Pienso que este caso le toca a la Contraloría para garantizarnos que hay independencia de criterio. Las comisiones institucionales normalmente están conformadas por políticos y favorecen a los gobiernos de turno”, afirmó Arguedas.

Los pérdidas en el plan hidroeléctrico –que produciría unos 37,5 megavatios–, provocaron un desequilibrio financiero en las arcas de la Compañía de Fuerza y Luz, que cerró el 2014 con un déficit cercano a los $12,8 millones (unos ¢7.000 millones).

Esa situación obligó a la empresa a posponer el pago de ¢19.000 millones al ICE por la compra de energía que ha hecho desde noviembre pasado.