Por: Natasha Cambronero 4 mayo, 2015

El Tribunal Contencioso Administrativo frenó la entrega de dos de las plantas envasadoras de Gas Zeta al exgerente de la compañía, Noel Bustillos, quien todavía es el apoderado generalísimo.

Gas Zeta es la principal empresa gasera de Costa Rica, pues distribuye el 70% del productos consumidos en el país.
Gas Zeta es la principal empresa gasera de Costa Rica, pues distribuye el 70% del productos consumidos en el país.

El jueves pasado, el juez Billy Araya acogió una solicitud de medidas cautelares y dejó en firme el desalojo realizado por el Ministerio de Seguridad Pública para sacar a Bustillos de las plantas en El Coyol de Alajuela y La Lima de Cartago.

Esa decisión la tomó tras rechazar un recurso de revisión sobre las actuaciones de la Policía Administrativa.

Noel Bustillos es el representante de una de las dos partes del lío que enfrenta la empresa por un proceso de separación de bienes como parte del divorcio de sus dueños: Evangelina López y Miguel Zaragoza.

Este litigio provocó que desde la semana antepasada solo se distribuya un 40% del gas en todo el país, contradiciendo al Ministerio de Ambiente y Energía (Minae), que aseguró que no habría desabastecimiento.

El Tribunal concluyó que Bustillos no debía ser reinstalado en su cargo y debía abstenerse "de cualquier tipo de coacción (…). Y de adoptar cualquier conducta administrativa o civil que pueda lesionar el interés público, la situación jurídica actual o potencial de ambas empresas (Gas Nacional Zeta S.A. y Cilindros para Gas S.A.)".

El proceso ante el Contencioso fue tramitado por el representante de la otra parte del litigio, de capital suizo, el costarricense Miguel Monge Alonso, quien fue designado como gerente general de la empresa, en sustitución de Bustillos.

Esa parte tramita ante el Registro Público la revocatoria del poder generalísimo de Bustillos para dárselo a Monge.

El abogado de los accionistas suizos, Sergio Artavia dice que ahora con la resolución del Contencioso procederán a tomar posesión no solo de las plantas de El Coyol y La Lima, sino también las de Bagaces, Guápiles y Limón.

"El Tribunal ordenó a Bustillos devolver todos los bienes de la empresa, incluidas las cinco plantas y los 30 vehículos, entre cisternas y los camiones que transportanlos cilindros de gas", declaró Artavia.

Agregó que este martes a primera hora procederán a tomar las planta de Alajuela y Cartago para reestablecer en 12 horas el abastecimiento en hospitales, cárceles, escuelas, colegios y restaurantes, que dependen exclusivamente de este combustible para operar.

Artavia espera que en 48 horas el 90% de sus clientes vuelvan a tener acceso al gas.

Gas Zeta surte el 71% del producto en el país y es vital para medio millón de hogares.