Socios se quejan de que negocio de transporte no es rentable

Por: Manuel Avendaño A. 21 septiembre, 2015

San José

Un grupo de conductores de Uber en el país manifestó su molestia a la empresa por atrasos en los pagos y porque el negocio del transporte de personas no les deja las ganancias que esperaban con respecto a los gastos.

Representantes de la empresa se reunirán este martes en la tarde para analizar las disconformidades de los socios choferes tras el primer mes de servicio.

La vocera de Uber para Costa Rica, Rocío Paniagua, confirmó la reunión con los conductores socios en Costa Rica para la tarde de este martes.

"Un grupo de diez socios colaboradores tienen dudas sobre varios aspectos del funcionamiento y operación de la plataforma de Uber, como pagos, incentivos y uso del app. Precisamente, por eso nos reuniremos con ellos para atender sus cuestiones", agregó Paniagua.

La Nación conversó con dos conductores de Uber quienes prefirieron no ser identificados. Uno de ellos explicó que existe molestia entre algunos conductores porque muchas veces deben desplazarse hasta 7 u 8 kilómetros para recoger un cliente que, finalmente, hace un viaje de solo 2 o 3 kilómetros.

De acuerdo con los dos conductores de Uber, el negocio no es tan "rentable" como muchos esperaban ya que deben gastar más de lo que ganan.

Los hombres prefieren más Uber que las mujeres. | JORGE CASTILLO
Los hombres prefieren más Uber que las mujeres. | JORGE CASTILLO

Los choferes explicaron que también se han presentado atrasos en los pagos que hace Uber a los socios.

Uber informó vía correo electrónico tras consulta de La Nación que "como cualquier empresa en sus inicios tuvimos algunos contratiempos que derivaron en retraso de pagos a un grupo específico de socios, hemos estado en comunicación constante con los socios colaboradores afectados y estamos trabajando en que todos los procesos de nuestra operación en Costa Rica fluyan sin contratiempos".

Uber es una aplicación que permite enlazar a conductores socios con usuarios que requieren servicios de transporte en el país.

La empresa estadounidense inició operaciones en Costa Rica el pasado viernes 21 de agosto, sin contar con el aval del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) ni del Consejo de Transporte Público (CTP).

El arranque de Uber en el país provocó la molestia de los dueños de los taxis rojos (formales), quienes aseguran que se trata de un servicio de porteo y que, por tanto, es ilegal.

Noticia actualizada a las 6:44 p. m.