Viceministro dice que últimas cifras sobre tránsito no justifican más ancho

Por: Vanessa Loaiza N. 22 marzo, 2013

El Gobierno prometió ayer un nuevo estudio para calcular la cantidad de vehículos que viajan por la carretera San José -San Ramón.

Los resultados de esa investigación determinarán si se hacen más carriles en la ruta de los que están previstos en el proyecto adjudicado la semana pasada a la constructora brasileña OAS.

El anuncio fue hecho por Edwin Rodríguez, viceministro de Transportes y secretario del Consejo Nacional de Concesiones (CNC).

La oferta fue divulgada ante los periodistas minutos antes de que Rodríguez se reuniera con un grupo de representantes de los cantones de San Ramón, Naranjo y Grecia, preocupados por el impacto económico y social de las obras que se avecinan. El viceministro aseguró que los últimos cálculos de demanda vehicular, que datan de hace dos años, no justifican más carriles de los ya estipulados.

Así las cosas, serían cuatro carriles por sentido solo en los dos kilómetros que van de la Agencia Datsun (en Sabana) hasta el puente Juan Pablo II.

Luego se mantendría a tres carriles en cada sentido del Juan Pablo II al aeropuerto. Eso sí, carriles más anchos (de 3,5 metros) y con espaldón, que hoy no existe.

En todo el trayecto, que corresponde a la autopista General Cañas, el tránsito promedio diario es de 90.000 autos.

El conflicto con vecinos surge por el plan a partir del aeropuerto Juan Santamaría, donde las ampliaciones no son significativas.

Por ejemplo, solo habrá dos carriles por sentido entre el aeropuerto y el río Poás, y solo uno (con carril de ascenso) desde el cruce de Manolo’s y hasta San Ramón.

Además, tampoco se ampliarían los puentes mayores de ese tramo, como el Rafael Yglesias (sobre el río Colorado).

Edwin Rodríguez dijo ayer que en las cercanías de El Coyol de Alajuela, el tráfico ronda los 12.000 vehículos diarios, y sigue disminuyendo considerablemente conforme se acerca a San Ramón.

Los datos de ese tramo no fueron divulgados.

Pocos avances. A la salida de la reunión, los vecinos de los cantones de occidente aseguraron que hubo pocos resultados.

Juan Miguel Villalobos, vecino de Naranjo, lamentó que no estuviera presente el ministro de Obras Públicas y Transportes, Pedro Castro, y que delegara el tema en Edwin Rodríguez.

Villalobos dijo que, por ahora, están en una fase de revisión del contrato y de su modelo financiero, para luego determinar medidas.

Como ya lo habían anunciado la semana pasada, los vecinos no descartan recurrir a la Sala IV o a lo contencioso-administrativo. Los anuncios se harían después de Semana Santa. Ellos reclaman porque el peaje costaría alrededor de ¢2.000 pese a que la vía no tendrá más carriles de los existentes entre Manolo’s y San Ramón.