Alcaldesa dice que las lluvias de la presente estación no han sido suficientes para recuperar las fuentes

Por: Hugo Solano 27 mayo, 2014

La alcaldesa de Barva de Heredia, Mercedes Hernández, confirmó que a raíz de problemas por falta de agua potable el concejo municipal de ese cantón acordó este lunes en la noche suspender los permisos de construcción hasta que se cuente con el plan regulador que desde hace 12 años está a la espera de aprobación.

En un comunicado de prensa, el Foro Comunal Barveño por el Agua -integrado por vecinos de ese cantón- informó que también se acordó crear una junta interventora del acueducto.

Pese a que la estación lluviosa se estableció en el Valle Central desde inicios de este mes, la alcaldesa indicó que en las partes altas de Barva, donde están las nacientes, las lluvias han sido muy escasas y las fuentes de captación de agua que administra el municipio están secas.

Ríos como este denominado Bosque de la Hoja, en Barva, son parte de los que han bajado su caudal. El municipio acordó analizar con una junta interventora el problema de falta de agua.
Ríos como este denominado Bosque de la Hoja, en Barva, son parte de los que han bajado su caudal. El municipio acordó analizar con una junta interventora el problema de falta de agua.

La situación afecta a 4.877 familias, las cuales sufren por los prolongados periodos que afrontan sin agua, ya que se les corta el suministro desde las 8 a. m. hasta las 3 p. m. en los distritos de Barva, San Pablo y San Roque.

Los otros tres distritos -San Pedro, Santa Lucía y San José de la Montaña- cuentan con Asociaciones Administradoras de Sistemas de Acueductos y Alcantarillados (Asadas) y no han tenido mayores dificultadas todavía.

La noche del lunes los vecinos protestaron ante el concejo municipal y lograron que el concejo suspenda los permisos de construcción, una medida ya aplicada en otra situación similar y que luego había sido derogada. El Foro denunció que se cedió "ante las presiones de los desarrolladores".

Asimismo, el Foro afirma que -desde el 2007- el Servicio Nacional de Riego y Avenamiento (Senara) hizo público un estudio sobre la situación de los acuíferos Colima Superior y Barva, en el que se concluyó que en el 2006 la población del Valle Central sacaba más agua que la producida por los manantiales, ya que la extracción total -tanto de pozos legales como ilegales- era de 9.870 litros por segundo y la recarga potencial apenas era de 9.720 litros por segundo.

En Barva viven 40.800 personas.

Rafael López, miembro de Foro, atribuyó la crisis al descuido del gobierno local y afirmó que según la dirección de Aguas del Ministerio de Ambiente y Energía (Minae) 16 de las 30 concesiones de agua se encuentran canceladas.

Añadió que la municipalidad ni siquiera cuenta con un tanque de almacenamiento para atender emergencias y que los vecinos de otros distritos, donde el acueducto está en manos de Asadas, no sufren esos problemas de desabastecimiento.

La alcaldesa informó que ya algunas personas le han manifestado que plantearán un recurso contra la suspensión de los permisos de construcción. Sin embargo, afirmó que apoya la tesis vecinal de que si no hay agua, no pueden darse más permisos. "Si ellos saben donde está el agua que nos digan", afirmó Hernández.

Dijo que las informaciones del Instituto Meteorológico Nacional sobre la llegada del Fenómeno de El Niño significan un agravante más.