Por: Vanessa Loaiza N. 25 octubre, 2012
 Solo se licitó el reforzamiento de la subestructura. | JORGE CASTILLO.
Solo se licitó el reforzamiento de la subestructura. | JORGE CASTILLO.

La mitad de las obras quedaron por fuera: el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) licitó las reparaciones del puente de Los Incurables, en Goicoechea, pero se le olvidó incluir la carpeta asfáltica, las aceras, las barandas y los accesos.

Por eso, las obras están paralizadas desde hace dos semanas.

José Luis Salas, nuevo director ejecutivo del Conavi, también se mostró sorprendido con esta situación, pero aseveró que los “errores” se le atribuyen a la Agencia Internacional de Cooperación Japonesa (JICA), que donó el diseño y el cartel de licitación de esa obra.

Según precisó Salas –quien asume ese proyecto cuando ya se había adjudicado–, en Los Incurables solo se licitaron las obras de reforzamiento de la subestructura, que incluía mejorar las fundaciones y ampliar las pilas del puente.

El funcionario dijo que eso los obliga a buscar ¢200 millones adicionales y presentar una adenda al contrato vigente con la firma Hernán Solís, que estaba trabajando en la subestructura.

Además, es necesario que la Contraloría autorice la ampliación de las obras adjudicadas.

Si se aprueban las obras, se incluirían los accesos al puente, la impermeabilización de la superestructura, la carpeta asfáltica, de entre 5 y 7 centímetros, las barandas y las aceras. Si obtiene el aval, el Conavi cree que la obra estaría dentro de tres semanas.