Veinte locales ya cerraron y otros evalúan traslado o despidos

Por: Patricia Recio 18 octubre
La tienda de electrodomésticos Curacao cerró sus puertas ante las complicaciones para que los clientes pudieran cargar sus compras
La tienda de electrodomésticos Curacao cerró sus puertas ante las complicaciones para que los clientes pudieran cargar sus compras

Los comerciantes del centro de Tibás no dudan en señalar la implementación de carriles exclusivos para buses como la causa de que sus ventas bajaran entre 40% y 60% en los últimos dos meses.

Esta situación, aparentemente, condujo al cierre de 20 establecimientos como sodas, tiendas de ropa, una zapatería y tiendas de electrodomésticos. Entre tanto, otros dueños de locales evalúan trasladarse pues sus negocios ya comienzan a dejar pérdidas.

A lo largo de la calle 0 en San Juan (donde se habilitó un carril exclusivo para los buses de San José a Heredia y Santo Domingo) se cuentan más de 10 locales cerrados con rótulos de "se alquila" o "se vende".

El alcalde de Tibás, Carlos Cascante reconoció que al menos 20 negocios han cerrado sus puertas desde que se aplicaron los cambios el 13 de agosto. De estos cinco ya solicitaron cancelación o traslado de patentes.

Aparentemente, el problema es que la imposibilidad de parquear frente a sus comercios y los constantes operativos de tránsito para retirar placas ahuyentan a los clientes.

Francisco Portillo, gerente de la tienda Gollo, ubicada sobre la calle 0, explicó que en ese local de la cadena de electrodomésticos las ventas han caido casi un 60% desde que se realizaron los cambios.

Esta boutique ubicada cerca del parque se trasladó unas calles más lejos con el fin de ofrecer a sus usuarios la posibilidad de parqueo.
Esta boutique ubicada cerca del parque se trasladó unas calles más lejos con el fin de ofrecer a sus usuarios la posibilidad de parqueo.

"Para descargar la mercadería tenemos que hacerlo en las noches, ya a dos clientes les han bajado las placas. Hemos pensado en buscar otro punto, estamos viendo hasta donde aguantamos porque este local ya tiene 12 años aquí", comentó Portillo.

En una situación similar se encuentran Maricela Pérez y su esposo, quienes hace ocho meses invirtieron sus ahorros para emprender su propio negocio.

"Los primeros meses estuvimos muy bien, ibamos en crecimiento, pero cuando se implementaron los cambios viales todo cambió, hemos tenido un 40% de baja en los clientes", explicó Pérez quien es dueña de la carnicería De La Granja.

Según Pérez de mantenerse la situación tendrán que despedir al único empleado que tienen.

"Nos ha pasado que los camiones que nos entregan carnes casi los asaltan porque tenían que parquear muy lejos (...) aquí están las ilusiones de muchas personas que deseamos emprender en un negocio propio, el sueño de nosotros era ver esto y al principio estabamos muy contentos porque empezamos a crecer, hay una inversión de ahorros y prestaciones pero con todo esto va a generar una cantidad de desempleados", expresó.

La soda Rottelier cerró sus puertas esta semana tras más de 20 años ubicada en la calle 0.
La soda Rottelier cerró sus puertas esta semana tras más de 20 años ubicada en la calle 0.

Al igual que ella, Ivannia Salinas quien es propietaria de un salón de belleza, aseguró que su plan es mantenerse hasta diciembre para ver si la situación mejora. De lo contrario tendrá que cerrar su comercio.

Accidentes

Otra de las preocupaciones de los comerciantes es el aumento de accidentes de tránsito y la falta de señalización, pues aseguran que los buses circulan a gran velocidad y además no hay pasos peatonales.

El alcalde confirmó que en la gran mayoría de accidentes que se presentan en ese sector hay autobuses involucrados.

"A mi me corresponde como alcalde escuchar todas las partes, hay un clamor del pueblo contento por las calles limpias, pero tengo que reconocer que hay una afectación importante, lo que hacemos es escucharlos y dialogar con ellos. Hoy acordamos crear una comisión para trabajar una propuesta para enviar al Ministerio (de Obras Públicas y Transportes)", dijo Cascante.

Según dijo, por tratarse de un proyecto piloto que forma parte del plan de sectorización todas las inquietudes y propuestas de ajustes deberán ser evaluadas por el MOPT.

"Lo más prudente es esperar un par de semanas, los tres meses del plan piloto vencen el 13 de noviembre. En esa fecha el MOPT nos va a dar los resultados iniciales. Ellos tienen que tomar la decisión si se echa para atrás o se hacen ajustes", agregó.

Los cambios viales en Tibás constituyen el primer paso para el proyecto de sectorización del MOPT, una tarea pendiente desde hace 17 años para reordenar el tráfico que ingresa a la capital con la disminución del número de buses.

Etiquetado como: