Por: Mercedes Agüero 12 enero, 2013

Con la llegada del año nuevo, los combustibles retomaron la ruta por la que se movieron la mayor parte de 2012: la de los aumentos.

La Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) abrió ayer el trámite del primer incremento de precios de este 2013.

El ajuste significará ¢43 más por litro de súper y ¢35 adicionales en la plus. Mientras el diésel subirá ¢8. De esta forma, la súper pasará de ¢675 a ¢718. Y la plus, de mayor consumo en el país, se ubicará en ¢678. Actualmente, se cotiza en ¢643.

Para un conductor que pretenda llenar el tanque de su auto con 45 litros de plus, este ajuste representará un gasto adicional de ¢1.545. Su factura sumará ¢30.510, en lugar de los ¢28.935 que paga hoy.

Entre tanto, el diésel muy utilizado para la generación eléctrica y transporte, subirá de ¢632 a ¢640.

Otros carburantes cuyo precio se elevará, son el canfín y el combustible para jet, que subirán ¢15 por litro y el Av-Gas con ¢3, más.

De acuerdo con la Autoridad Reguladora, el trámite que sigue es someter la propuesta a consulta pública, emitir la resolución y publicarla en La Gaceta .

Los nuevos precios regirán al día siguiente de su divulgación.

El 2012 cerró con dos bajas consecutivas. La mayor a finales de noviembre cuando la súper cayó en ¢81, la plus ¢71 y el diésel ¢27.