El 41% de quejas, entre el 2011 y junio del 2014, son contra servicios del AyA

 14 agosto, 2014
GRACIELA SOLÍS
GRACIELA SOLÍS

Los cobros excesivos en los recibos de agua motivan el mayor número de reclamos presentados ante la Aresep, durante los últimos tres años y medio.

De 1.374 quejas que recibió la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) entre 2011 y junio del 2014, la mayoría (el 40,5%) fue contra el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA), que es el principal distribuidor del recurso hídrico y responsable de 599.000 conexiones del país.

De los 556 reclamos, 520 responden a inconformidades con la facturación del Instituto.

La principal preocupación de los abonados es que sin mediar un alza tarifaria, los cobros por servicio de agua o alcantarillado se incrementan repentinamente y sin aparente justificación.

“Al ver que su nivel de gasto no coincide con el monto a cancelar, el usuario nos pide investigar si eso se debe a un problema del hidrómetro, de facturación equivocada o fugas internas”, dijo Carolina Mora, vocera de la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep).

Otros factores. Adriana Zamora, directora Comercial del AyA, explicó que el detonante del aumento en las quejas por facturación no solo es responsabilidad de esa entidad.

La funcionaria atribuye los errores al registro de lecturas (del medidor de agua), fugas del líquido, así como medidores e hidrómetros en mal estado. Además, responsabiliza al cliente de las fugas internas (dentro de la casa o propiedad) y de los repentinos cambios en sus hábitos de consumo.

De acuerdo con Zamora, de las quejas catalogadas por Aresep como problemas por facturación este año, se determinó que solo el 27% (16 ) debían ser atendidas por el AyA. Además, solo ocho de ellas requirieron de una modificación.

Los registros revelan que desde el 2011, los reclamos por parte de los abonados del Instituto también fueron motivados por la falta de acceso al agua y por su calidad.

Las reiteradas quejas contra el sector agua impulsaron a la Aresep a redactar el Reglamento de Prestación de los Servicios de Acueductos y Alcantarillado Sanitario e Hidrantes.

Reglas. Ese texto persigue regular la facturación y establecer condiciones estrictas de calidad y abastecimiento. Otro objetivo es estandarizar las obligaciones de todas las entidades que prestan el servicio.

La audiencia pública para debatir esa normativa se realizó, por tercera vez, el lunes anterior y regiría luego de ser aprobada por los directivos de la entidad. Una vez vigente, deberán adoptarla el AyA, los acueductos rurales y la Empresa de Servicios Públicos de Heredia (ESPH).

La ESPH es responsable de llevar agua potable a unos 65.000 heredianos y el alcantarillado a 20.000. Desde el 2011, sus abonados han externado solo 35 quejas en la Aresep, lo que equivale al 2,5% del total de reclamos por el servicio de aguas.

“Nuestra Contraloría de Servicios sigue de cerca cada caso y tarda, en promedio, solo 10 días para dar una solución”, declaró Francisco Angulo, vocero de la compañía.

Las quejas contra el AyA superan el total de reclamos contra todos los prestadores del servicio de electricidad.

Desde el 2011, el sector eléctrico fue responsable del 34% de las quejas ciudadanas. La mayoría se presentó por problemas con los servicios del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

En el tercer lugar está el sector de los hidrocarburos con el 17% de las quejas, mientras que el sector de los transportes fue el responsable del 1% de los reclamos.