Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL) pidió estudio técnico que justifique resolución

Por: Juan Fernando Lara 24 noviembre, 2015
La CNFL reportó una pérdida de ¢23.000 millones a setiembre anterior. Minor Sánchez realizó trabajos de mantenimiento. | MAYELA LÓPEZ/ARCHIVO
La CNFL reportó una pérdida de ¢23.000 millones a setiembre anterior. Minor Sánchez realizó trabajos de mantenimiento. | MAYELA LÓPEZ/ARCHIVO

San José.

La Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL) evalúa recurrir una resolución emitida ayer por la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) que solo le aprobó 18,6% de alza en las tarifas de generación de 35% que había solicitado. Específcamente, el reclamo es porque quedaron por fuera del ajuste ¢20.000 millones en gastos.

En un comunicado emitido esta mañana, la CNFL informó que solicitará a la Aresep un estudio técnico para determinar por qué se excluyeron esos ₡20 mil millones en gastos operativos.

La Compañía indicó que luego de revisar esta información analizarán las razones de la Aresep para ver si interponen o no un recurso de revocatoria ante la Intendencia de Energía y un recurso de apelación y revisión ante la Junta Directiva de la Aresep.

"CNFL está dispuesta a seguir cooperando con la información transparente a las autoridades para establecer el costo adecuado a incluir en los gastos producto del desarrollo de las plantas de generación PH Balsa Inferior y PE Valle Central", indica el comunicado.

En su decisión, Aresep le recortó a la CNFL los costos que tienen los proyectos Balsa Inferior y Eólico Valle Central, que ascienden a ¢169.000 millones, al concluirse que esas erogaciones tampoco están debidamente justificadas y la información de respaldo que sí se presentó tenía inconsistencias.

Según análisis preliminares de Aresep, el importe de Balsa Inferior pudo haber sido 173% mayor al estimado en la etapa de factibilidad y, en el caso del proyecto Eólico Valle Central, su costo pudo haber sido 153% mayor; situación que "preocupa" a la Intendencia de Energía de la autoridad reguladora.

Aresep, incluso, ordenó una investigación que clarifique las inconsistencias halladas. La Autoridad también excluyó ¢4.183 millones de gastos derivados de la convención colectiva de la CNFL.

Según la CNFL, los ingresos producto de las nuevas tarifas serán empleados en inversión para mantener la continuidad y calidad del servicio eléctrico. Además la administración "continuará por la senda de contención del gasto que en este primer año produjo un ahorro cercano a los ₡8 mil millones".