28 septiembre, 2014

El Banco Popular confirmó que un grupo de sus clientes resultó víctima de un fraude electrónico ayer durante la madrugada.

Según Lorena Blanco, jefe de Tarjetas del Popular, los sistemas de seguridad de la entidad bancaria detectaron que se estaban realizando “compras irregulares en las cuentas de algunos tarjetahabientes mediante el mecanismo de phishing ”, es decir, por suplantación de identidad.

En un correo electrónico remitido ayer a La Nación , Blanco no precisó el número de afectados, ni el monto de dinero comprometido.

La funcionaria afirmó que la institución avisó a los perjudicados que, a partir del lunes, se les estará informando “cómo les resolverá esta situación”. Además, se habilitó la línea telefónica 800-2570422 para atender las consultas de los tarjetahabientes.

Pocas horas después de detectar el ilícito, la seguridad del Popular volvió a la normalidad.

Al alza. En los últimos tres años, la cantidad de denuncias por fraude bancario a través de medios electrónicos, tuvo un fuerte repunte.

Mientras que entre 2009 y 2010 los casos denunciados ante el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) cayeron 45% (de 130 a 71), a partir de ese año la cifra comenzó a crecer, hasta llegar a 518 en el 2013, un alza mayor al 600%.

En ese plazo, prácticamente se multiplicó por seis la cifra de personas que dijeron al OIJ haber sufrido robos o fraudes bancarios por medios cibernéticos.

Esto va desde el phishing , hasta métodos de engaños telefónicos usados para extraer información bancaria y así tener acceso digital a las cuentas de las víctimas.