Sutel usará nuevo estilo de concurso a base de rondas contra reloj para atizar más la puja y elevar la recaudación estatal por 70 Megahercios ofrecidos al mejor postor

Por: Juan Fernando Lara 11 mayo
De izquierda a derecha, Manuel Emilio Ruiz, miembro del Consejo Directivo de la Sutel, Glen Fallas, director de calidad de Sutel y una funcionaria de esa entidad no identificada la tarde este jueves al recibir ofertas para la próxima subasta de espectro radioeléctrico prevista para mitad de este año.
De izquierda a derecha, Manuel Emilio Ruiz, miembro del Consejo Directivo de la Sutel, Glen Fallas, director de calidad de Sutel y una funcionaria de esa entidad no identificada la tarde este jueves al recibir ofertas para la próxima subasta de espectro radioeléctrico prevista para mitad de este año.

San José.

La empresa mexicana América Móvil, con su marca Claro, y la española Telefónica, con su nombre comercial Movistar, pujarán por 70 Megahercios (MHz) de espectro radioeléctrico, con los cuales ampliarían sus servicios de telefonía móvil local.

Estas son las únicas compañías que irán a una subasta pública de ese bien estatal.

Ambas presentaron la tarde de este jueves ante la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) sus ofertas técnicas en el marco de la Licitación Pública Internacional 2016LI-000002-SUTEL, para la concesión de ese espectro.

El espectro radioeléctrico es un bien del Estado compuesto por todas las ondas electromagnéticas que viajan por el espacio, sobre las cuales se basan las telecomunicaciones modernas; incluidos servicios de telefonía celular e Internet móvil.

La oferta técnica, conforme el cartel de licitación, era un requisito previo que consiste en un conjunto de documentos tendientes a acreditar la idoneidad técnica, operativa, financiera y legal de los interesados.

Una vez confirmados los requisitos de cada empresa, estas podrán participar en la subasta por las bandas de espectro disponibles. El concurso se realizaría en unos dos meses.

De esta forma, ambas compañías dieron hoy el primer paso para acceder a más espectro y asegurar en el mediano y largo plazo la prestación de sus servicios móviles.

Otra subasta. Al abrirse el mercado de telecomunicaciones, Costa Rica subastó en el 2011 parte de sus frecuencias en una primera subasta de espectro con base en sobres cerrados.

Las empresas que ingresaron al mercado, Telefónica y América Móvil indicaron con esos sobres cerrados cuánto dinero estaban dispuestos a pagar por 200 MHz de frecuencias distribuidos en las bandas de 850, 1800 y 1900/2100 MHz.

En el 2011, solo se vendieron 130 MHz que dejaron $195 millones al Fondo Nacional de Telecomunicaciones que administra Sutel.

Un recurso estratégico del Estado
Un recurso estratégico del Estado

En la nueva subasta, los 70 MHz restantes se ofrecerán en un nuevo tipo de dinámica llamada subasta de reloj combinatoria, compuesta por rondas de unos 20 minutos de duración.

Se supone que el método sería más rentable al otorgarle a Sutel control sobre el precio en que ofrecerá las frecuencias al mejor postor, explicó Glen Fallas, director de Calidad de la Superintendencia.

En cada ronda de 20 minutos, los equipos de cada empresa en la puja dirán qué cantidad de espectro quieren, sin saber por cuáles bandas compiten, a partir de un precio base definido por la Sutel.

Si los competidores piden más espectro del disponible (por ejemplo si dos empresas piden para sí todos los 70 MHz), se hará otra ronda de 20 minutos, pero Sutel subirá el precio base.

Esta dinámica se repetirá las rondas necesarias hasta que la cantidad solicitada se ajuste a la oferta disponible.

Así, tras varias alzas de precio base y al margen de cómo se repartan los 70 MHz, se estima que el monto global recaudado sería proporcionalmente mayor respecto al dinero recaudado en el 2011.

Sutel sigue sin divulgar cuál será el valor de referencia para los siete bloques genéricos de 2x5 MHz a subastarse.

La puja se perfila como un desafío de ingenio y estrategia: Sutel usará un software para recibir las ofertas, el cual permite a los concursantes evaluar las combinaciones de sus rivales mientras todos procuran el mejor combo posible en menos de 20 minutos.

El Instituto Costarricense de Electricidad (opera en el mercado con la marca Kölbi) tampoco participa esta vez, para evitar que concentre más espectro pues ya acumula 550 MHz.