Faltan por construir cinco kilómetros de vía, cuatro pasos a desnivel y conexiones

Por: Luis Miguel Herrera C. 17 marzo, 2014

La carretera de Circunvalación se apresta a celebrar su 40 aniversario asediada por dos realidades: sigue inconclusa y ya no da abasto para la cantidad de vehículos que la recorre todos los días.

Concebida en 1975 como la vía de distribución de vehículos más importante del Valle Central, aún siguen pendientes la construcción de cinco kilómetros correspondientes al arco norte, así como al menos cuatro pasos a desnivel para sustituir rotondas. También hacen falta salidas y entradas.

Las anteriores carencias, contempladas en los planos originales, provocan que miles de conductores queden atrapados todos los días, en las horas pico.

El Laboratorio de Materiales y Modelos Estructurales de la Universidad de Costa Rica (Lanamme), el Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos (CFIA) e incluso funcionarios del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) coinciden en que, aunque se terminen las obras faltantes, la carretera ya está obsoleta.

Hace 39 años, los ingenieros del MOPT calcularon que por el tramo de La Uruca pasarían 25.200 vehículos por día. Hoy pasa el doble.

En 1977, cuando comenzó la construcción de la carretera, por el país circulaban 158.193 automotores, según datos del estudio que dio pie al proyecto. Al 2013, se movilizaban al menos 1,5 millones.

Junior Araya, director de Ingeniería de Tránsito, aceptó que las presas y los efectos de cola que se ven en esta carretera, responden a la falta de infraestructura.

Araya explicó que varios de los carriles de salida o entrada a la autopista están mal diseñados y ya no soportan los miles de vehículos que a diario compiten por usarla.

“Los efectos de cola son el reflejo de que no hay campo para los carros. Varios de los accesos, como el que está en el Monumento al Agua (cerca de la General Cañas), habría que rediseñarlos”, dijo.

Para Araya, la falta de pasos a desnivel sobre las rotondas es lo que agrava los embotellamientos.

“Debemos recordar que esta calle fue pensada para distribuir carros que no desean pasar por el centro de San José al cruzar el área metropolitana, pero las presas por las rotondas hacen que pierda su capacidad”, expresó Araya.

Años de atraso. Hace apenas dos semanas, el Ministerio adjudicó los trabajos para terminar el tramo norte, que se inicia en La Uruca y concluye en Calle Blancos de Goicoechea. Además, se espera que en abril comiencen las obras para levantar un paso a desnivel sobre la rotonda de Paso Ancho.

Luis Guillermo Loría, del Lanamme, dijo que la tardanza de los Gobiernos en concluir la carretera de Circunvalación hoy pasa la factura. “Hay que hacer los pasos a desnivel rápido. No podemos darnos el lujo de tomar más de cinco años para construir. Estamos 20 años atrasados”, señaló.

Olman Vargas, del CFIA, coincide con Loría en la importancia de edificar esa infraestructura vial con la mayor celeridad.

Etiquetado como: