Tránsito realiza operativos para regular paso de carros en otras carreteras

Por: Luis Miguel Herrera C. 4 noviembre, 2014

El cierre de la ruta 27, entre San José y Caldera, Esparza, provocó el colapso de las vías alternas el fin de semana.

Tanto la ruta 3 (por montes del Aguacate, entre Atenas y San Mateo), como la ruta 1 (Interamericana Norte) presentaron largas filas debido al exceso de vehículos, reportó la Policía del Tránsito.

El cierre se dio desde el sábado anterior, cuando, en el kilómetro 40, un talud que tenía una protección de “concreto lanzado” se derrumbó y bloqueó la calle.

Incluso, en el momento de la caída de material, algunas piedras golpearon un vehículo. Desde entonces está interrumpido el paso.

Mario Calderón, director de la Policía del Tránsito, confirmó que este cuerpo policial tuvo que realizar un operativo especial para poder regular el paso de vehículos en las dos rutas alternas.

“Era de esperar que las carreteras alternas tuvieran un exceso de carros. En el lugar tuvimos que actuar de inmediato con operativos especiales, sobre todo por la cantidad de camiones de carga y tráileres”, declaró Calderón.

Un total de 20 oficiales están destacados tanto en la ruta 3 como en la ruta 1. Aún ayer, el director del Tránsito estimaba que la carretera a Caldera se abriría en la tarde, pero no fue posible.

Por la vía a Caldera pasan, en promedio, 70.000 vehículos por día, según los datos del Tránsito.

Reparaciones. Al menos 20 vagonetas eran utilizadas ayer para retirar el material que cayó del talud.

Al mismo tiempo, operadores de maquinaria de la concesionaria Global Vía retiró la tierra suelta del talud para prevenir deslizamientos sorpresivos.

La concesionaria, mediante un escueto comunicado, explicó que las lluvias de los últimos días saturaron los terrenos, lo que provocó que la pared de “concreto lanzado” se agrietara y cayera.

Jorge Mora, secretario del Consejo Nacional de Concesiones, dijo ayer que la entidad está pendiente de que las obras de reparación se hagan bien y en el menor tiempo posible.

En el km 40 se derrumbó un talud que estaba revestido de ‘concreto lanzado’. Esta foto, tomada desde una cámara a bordo de un dron, evidencia el deterioro de los trabajos. | WARREN CAMPOS
En el km 40 se derrumbó un talud que estaba revestido de ‘concreto lanzado’. Esta foto, tomada desde una cámara a bordo de un dron, evidencia el deterioro de los trabajos. | WARREN CAMPOS

Mora comentó que personal del órgano de supervisión está en el lugar para controlar el avance de los trabajos. Descartó, eso sí, que por el cierre del paso unos días se vaya a aplicar multas a Global Vía.

“El contrato no establece infracciones para la concesionaria por el cierre de la calle por esto, aunque sí se está vigilando”, dijo.