Por: Carlos Láscarez S., Hugo Solano 22 enero, 2013

Cientos de trabajadores municipales caminaron ayer desde la Municipalidad de San José hasta la Contraloría General de la República (CGR) para protestar por una acción de inconstitucionalidad que esta última envió a la Sala IV.

El alegato de la CGR cuestiona dos artículos de las convenciones colectivas sobre el pago de cesantía de los trabajadores municipales, el cual es ilimitado actualmente.

Debido a la marcha, se vio afectado el tránsito a lo largo de casi un kilómetro, entre ambas instituciones, pero no hubo bloqueos.

Producto de la manifestación ayer no salieron los camiones del municipio a recolectar basura.

Francisco Herrera, secretario general de la Asociación de Profesionales de la Municipalidad de San José, confirmó que no se permitió abrir los portones para que los camiones salieran del plantel.

La idea del ente contralor es poner un tope al pago de la cesantía en el municipio pues hoy si un trabajador se retira se le cancelan todos los años que laboró.

Albino Vargas, secretario de la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP), aseguró que se trata de un primer movimiento, el cual contó con más de un millar de trabajadores municipales de San José, Heredia, Turrialba y Grecia.

“La idea es que se mantengan los derechos adquiridos por los trabajadores mediante la convención colectiva”, dijo Vargas.

Desde Turrialba viajó el 60% de los 165 trabajadores municipales, por lo que se vio afectado el servicio de recolección de basura en ese cantón cartaginés.