Por: Manuel Herrera 28 marzo, 2015
En San José, los fieles caminaron desde la iglesia de La Soledad hacia la Catedral Metropolitana.
En San José, los fieles caminaron desde la iglesia de La Soledad hacia la Catedral Metropolitana.

Cientos de católicos de Costa Rica caminaron durante la mañana del sábado con el fin de elevar la voz en favor de la vida.

La llamada Marcha por la vida reunió a niños y pastorales familiares de las parroquias del país, quienes vestidos con camiseta blanca y portando pancartas se mostraron en contra de todos aquellos actos que atentan contra la vida del ser humano.

Por ejemplo, algunos de los carteles se oponían al aborto o a la fecundación in vitro.

En San José, por ejemplo, la caminata salió de la iglesia de La Soledad hacia la Catedral Metropolitana.

"A las puertas de la Semana Mayor el señor arzobispo quiso que camináramos en fe por la vida. No es una marcha, no venimos a pelear contra nadie", dijo el sacerdote Sergio Valderde.

El cura, quien dirige la Asociación Obras del Espíritu Santo, contó que es común que en la actividad participen grupos pastorales dedicados a la familia, además de niños. Por ejemplo, Obras del Espíritu Santo movilizó a la caminata a 150 niños en tres autobuses.

En Cartago, los fieles católicos caminaron por la vida este sábado.
En Cartago, los fieles católicos caminaron por la vida este sábado.

"Es una caminata de hermanos, de amigos que queremos darnos una caminadita en paz por San José y decirle sí a la vida, al respeto de la niñez y de la familia, y a pedirle a Dios, ¿por qué no?, para que en nuestro país no haya más muertes por sicariato y se respete la vida del ser humano. Venimos a decirles que la vida es sagrada", comentó Valverde.

Tras la caminata de San José, los fieles y asistentes participaron en una Eucaristía especial donde se transmitió el mensaje de respeto a la vida del papa Francisco.

Cartago fue otro punto de reunión de fieles católicos. "La Virgen tiene poder de convocatoria", dijo el obispo de Cartago José Francisco Ulloa, tras los centenares de fieles que acudieron al llamado.

La marcha salio de la catedral del Carmen en Cartago y llego a la Basilica de los Angeles a eso de las 11 de la mañana en donde se celebró la santa eucaristia en una iglesia repleta de fieles.

Shirley Poveda Masís, vecina de San Rafael de Oreamuno, de Cartago, indicó que esta majestuosidad de marcha es un ejemplo para las futuras generaciones.

En la basilica no cabía nadie más debido a que todos los asistentes coparon las distintas naves para escuchar el mensaje de Ulloa.

Otros sitios que también congregaron fieles fueron la Diócesis de Tilarán, quienes caminaron junto a monseñor Victorino Giraldi, y la comunidad de Ciudad Quesada.

Colaboraron la fotógrafa Graciela Solís y el corresponsal Jorge Calderón.