Variación pretende evitar que choferes se atraviesen sobre la línea del tren

Por: Vanessa Loaiza N. 22 marzo, 2013

Desde mañana se eliminarán dos movimientos vehiculares en el cruce del Gimnasio Nacional y la ruta 27, que va a Escazú y Caldera.

Los dos cambios más importantes son para quienes quieran viajar al norte, hacia La Sabana o la autopista General Cañas.

Por ejemplo, quienes circulen de oeste a este por la carretera de concreto (que pasa frente a la Contraloría) no podrán virar a la izquierda en la intersección de la Librería Universal.

Ellos solo podrán continuar hacia el este, hacia el almacén Yamuni o la Municipalidad de San José.

Lo mismo ocurrirá para quienes circulen de sur a norte por la ruta 42 (entre La Universal y Mc Donald’s), que tampoco podrán seguir hacia el norte. Ellos deberán virar a la derecha hacia el este.

El objetivo de estos cambios, según un comunicado de Ingeniería de Tránsito, es “lograr una mejor distribución de los flujos vehiculares, de manera que el tránsito por ese sector sea más ágil”.

Además, se pretende evitar que los conductores queden atravesados en la línea del tren y ocurran accidentes peligrosos.

Así, si usted procede de la Contraloría y quiere ingresar al Paseo Colón o a la General Cañas, tendrá que continuar hacia el este hasta Yamuni y, ahí, virar al norte.

Para poder implementar estas variaciones, también se hizo necesario cambiar el sentido de cuatro calles aledañas, a saber:

“La avenida entre Mc Donald’s y la Tienda Yamuni quedará con sentido exclusivo oeste-este; la avenida inmediatamente al sur, entre Calles 36 y 42, quedará con sentido exclusivo este-oeste”.

”También la calle 36, entre la Tienda Yamuni y la entrada al Consejo Nacional de Producción (CNP), tendrá sentido exclusivo norte-sur y, finalmente, la calle 36, entre la Tienda Yamuni y la avenida 10, tendrá sentido exclusivo sur-norte”.

Antes de aplicar estos cambios, los funcionarios de Ingeniería de Tránsito hicieron cambios en los semáforos de la intersección del Gimnasio Nacional.

Por último, desde el pasado miércoles se demarcó una isla central, cerca de la calle 42 y pollos Campero, para advertirles a los conductores sobre los nuevos virajes prohibidos.

Los trabajos se realizaron durante las noches para afectar lo menos posible el tráfico vehicular.

En el comunicado se prometió que habría señalización adicional, para orientar a los conductores, y oficiales de Tránsito durante los primeros días.