Taxistas afirman que no harán manifestaciones hasta reunirse con el presidente de la República, Luis Guillermo Solís

Por: Manuel Avendaño A. 10 mayo, 2016
Cabify planea iniciar operaciones pronto en Costa Rica con servicios de transporte de personas similares a los que ofrece Uber.
Cabify planea iniciar operaciones pronto en Costa Rica con servicios de transporte de personas similares a los que ofrece Uber.

San José

Cabify, la empresa española competencia de Uber, confirmó a La Nación que "pronto" iniciará operaciones en Costa Rica, aunque según Sebastián Urbina, viceministro de Transportes, la compañía todavía no ha buscado una reunión con el Gobierno.

"Muy pronto vamos para allá, pero hasta el momento no tenemos más detalles, con gusto te los compartiremos una vez que esté todo definido", afirmó Vianey Campos, gerente de Relaciones Públicas y Alianzas Estratégicas de Cabify mediante correo electrónico.

Desde el lado del Gobierno, Sebastián Urbina, viceministro de Transporte Terrestre y Seguridad Vial, dijo que todavía no ha tenido ningún contacto con la empresa que pretende ofrecer servicios de transporte de personas a través de una aplicación, tal y como opera Uber.

"No voy a especular sobre si la empresa se va a establecer o no, o cómo va a venir a operar. Esta empresa no ha tenido ninguna comunicación con nosotros de ningún tipo", precisó Urbina.

El jerarca aseguró que el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) mantiene la misma posición que con Uber en cuanto a que todo servicio remunerado de transporte de personas se debe hacer al amparo de la ley y con el aval del Consejo de Transporte Público (CTP).

Uber aseguró que la llegada de Cabify al país ofrece más opciones a los costarricenses para que puedan movilizarse.

"Podría ser que ante el no bloqueo de este tipo de aplicaciones, este país vaya a ver bloqueado y eso es lo que no queremos", advirtió Gilbert Ureña, vocero del Foro Nacional de Taxis.

"Los costarricenses tienen derecho a elegir entre cada vez más opciones de movilidad. En Uber estamos convencidos de que el uso de tecnología se traduce en avances y beneficios para todos", comentó Rocío Paniagua, vocera de Uber para Costa Rica.

La llegada de Cabify también atizó el ánimo de los taxistas que ya estaban molestos con la operación de Uber en el país.

Gilbert Ureña, vocero del Foro Nacional de Taxis, dijo que la llegada de una nueva empresa que ofrece servicios de transporte "ilegales" es preocupante para el sector y para el país.

"Para el sector de transporte público en este país es de suma preocupación que otra empresa quiera ingresar al país a prestar un servicio ilegal, esto demuestra que en Costa Rica cualquier empresa que quiera dar servicios piratas puede hacerlo", apuntó Ureña.

El ministro de Ciencia y Tecnología, Marcelo Jenkins, dijo a La Nación que el Gobierno no va a bloquear Uber ni ninguna otra aplicación porque eso sería censurar Internet.

Los taxistas pidieron la semana pasada una audiencia para hablar con el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, sobre la situación que enfrenta con Uber, y ahora, con la llegada de Cabify.

De acuerdo con Ureña, el gremio de taxistas esperará sin hacer manifestaciones hasta conversar directamente con el mandatario.

"Hemos venido siendo sumamente responsables ante la inercia de quienes nos han venido gobernando (...), ya con la entrada de esta empresa y otras que se rumora podrían venir. Podría ser que ante el no bloqueo de este tipo de aplicaciones, este país vaya a ver bloqueado, y eso es lo que no queremos", advirtió Ureña.

El ministro de Ciencia y Tecnología, Marcelo Jenkins, dijo a La Nación que el Gobierno no va a bloquear Uber ni ninguna otra aplicación porque eso sería censurar Internet.

Movilidad colaborativa cuestionada. Uber empezó a operar en Costa Rica el 21 de agosto del 2015 sin previo aviso, sin permisos del Gobierno y sin ningún tipo de autorización.

La llegada de Uber al país provocó seis manifestaciones de taxistas quienes exigen el Gobierno que bloquee la aplicación y que regule el servicio de transporte que ofrecen los socios de la empresa.

El 11 de setiembre del 2015, el Consejo de Transporte Público (CTP) confirmó que el servicio de transporte que ofrecen los socios de Uber en el país es "ilegal".

"Tanto Uber como cualquier otra empresa nacional o extranjera, requiere de la aprobación del Consejo de Transporte Público, para poner en marcha el servicio de transporte remunerado de personas que pretenden brindarlo mediante una aplicación app móvil", sostiene el informe.

La Sala Constitucional suspendió el pasado 19 de febrero el cobro de multas de tránsito a los conductores de Uber.

Ese día, la Corte Constitucional acogió para estudio una acción de inconstitucionalidad presentada por los diputados del Movimiento Libertario contra la ley que regula los servicios especiales de Taxi (Seetaxi).

Desde entonces ni el CTP, ni el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), emitieron regulaciones o pronunciamientos sobre la situación legal de Uber en el país.

Etiquetado como: